Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

viernes, 25 de mayo de 2007

El mito del Guarani puro.

Es común encontrarse con paraguayos que dicen no cultivar el idioma guarani porque ya no es lengua pura, y rechazan el dialecto guarani paraguayo, folklórica y despectivamente llamado “jopara”. A nuestro juicio las personas asumen esta posición por dos razones principales: 1) Son francamente castellanistas que en otros tiempos combatieron el cultivo del guarani a cara descubierta, y ya no pueden hacerlo por temor al ridículo. 2) Son personas bien intencionadas, pero que no han recibido una adecuada información en materia lingüística.

Es necesario que los integrantes del segundo grupo cambien de opinón. Sus componentes deben saber, en primer lugar, que la lengua guarani es patrimonio genuino de la nación guarani y que esa nación no somos nosotros; que esa nación está presente, vive y pervive a pesar de todas las visicitudes pasadas y presentes, y no es ningún objeto de museo antropológico, sino un pueblo en marcha. Pretender asimilar el pueblo paraguayo al pueblo guarani es una impostura; una falta de respeto. Si étnicamente somos mestizos, también lo somos de cultura y de lengua. Somos un tercer pueblo, diferente del guarani y del español. Somos la resultante del encuentro y la coexistencia de dos culturas a lo largo de 500 años. En nosotros se viene produciendo una síntesis cultural.

También deben informarse de que ninguna de las seis parcialidades de la nación guarani que sobreviven dentro del Paraguay hablan el guarani puro. Todos hablan sus respectivos dialectos, diferentes entre sí. Tampoco existió en el pasado un pueblo que hablaba el guarani puro. Los kario hablaban el dialecto guarani kario, que no era sino un dialecto más. La idea de la lengua pura es un mito; una bella idea que hasta podría resultar provechosa, pero si la tomamos como tal, es decir, como un mito.

"Gramática Elemental de la Lengua Guaraní", pág. 52.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada