Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

jueves, 29 de julio de 2010

El significado del topónimo: Yuty.

Mucho se ha especulado sobre la etimología del nombre de este pueblo: "San Francisco de Yuty", pero me ha tocado por casualidad descubrir que lleva el nombre de una persona, de un héroe cultural guarani. Juty, el cual junto con una hermana suya, dedicó su vida a la enseñanza de la palabra sagrada, de la lengua y la sabiduría guarani contenidas en la ORATURA SAGRADA (el Arakuaávy en dialecto Pai-Tavytera), que son textos orales que narran el origen del mundo, de su creación por nuestro Padre Primero en medio de las tinieblas primigenias (el Jasuka); la creación del hombre, de la mujer, así como la misión y el destino del género humano, para concluir narrando el Mba'emegua, el fin de todo ser viviente, el "apocalipsis". Cuentan que JUTY fue un hombre muy sabio; un líder espiritual enteramente dedicado a la revelación de la palabra sagrada. Etimológicamente su nombre significaría JU = sagrado y por extensión amarillo (color sagrado de los guarani); y TY = conjunto de cosas. JUTY = Conjunto de todo lo sagrado. La gran obra cultural de JUTY y su hermana me fue revelado por el líder espiritual Pai-Tavytera Rafael Romero, Tekoaruvicha de la Comunidad Indígena Takuaguy Oygue del Amambay, en el contexto de una larga conversación mantenida durante la mensura de las tierras asiento de su comunidad, de la cual participamos juntos. La mensura y titulación de esas tierras y de muchas otras Comunidades Indígenas me cupo realizarlas en la década del 80, en mi carácter de Abogado del Departamento de Tierras de la Asociación Indigenista del Paraguay. El dato sobre Juty, el héroe cultural guarani, surgió sin que yo preguntara y sin saber él que yo era oriundo de un pueblo que así se denomina y por tanto estaba interesado en el tema. Lo revelo en esta ocasión y lugar, a pesar de la aparente inoportunidad, por considerar sumamente sugestivo que el pueblo que lleva su nombre sea el que mejor conserva el idioma y el que dio a la humanidad, por mi intermedio, la primera novela en lengua indígena americana. Conozcan a Rafael Romero a través de las fotos insertas al pie de este artículo, tomadas en ocasión de una visita que me hiciera en Asunción en el año 2003.



2 comentarios:

  1. Valga la expresión:Me siento honrada por haber tenido la oportunidad de intercambiar algunas palabras con el autor de esa primera novela en lengua indígena, causa de gran admiración mía, cuya publicación- en versión guaraní-castellano- anunciada espero con entusiasmo.Lic. Zulma Ortiz Alfonso

    ResponderEliminar
  2. Valga la expresión:me siento honrada por haber tenido la oportunidad de intercambiar unas palabras con el autor de la primera novela en lengua indígena, cuya próxima publicación en guaraní-castellano me fue anunciada por el mismo y espero con entusiasmo. Lic Zulma Ortiz Alfonso

    ResponderEliminar