Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

jueves, 25 de febrero de 2016

El alfabeto oficial del guaraní paraguayo. Capítulo I

El alfabeto oficial del guaraní paraguayo
(Libro en elaboración)

Capítulo I
        
Aclaración del título. En principio quise darle a este libro el título de: “El alfabeto oficial de la lengua guaraní”, pero al punto tomé conciencia de que este título conllevaría una vez más el error en que habitualmente incurrimos los paraguayos: el de apropiarnos de la lengua guaraní en detrimento de otros pueblos que la usan y por supuesto con características dialectales propias y diferentes.  Este vicio nuestro fue observado por lingüistas internacionales que estudian la actitud del pueblo paraguayo frente a la lengua guaraní, y son ellos precisamente quienes le dieron el nombre justo al guaraní que hablamos nosotros: el guaraní paraguayo. Este dialecto del guaraní, hablado por una sociedad mestiza, en el marco de una cultura predominantemente europea, de una religión traída por europeos, de un sistema económico de acumulación de riquezas, dentro de una organización política gobernada no por las costumbres ni por los hombres propiamente, sino por las leyes: el Estado nacional, y más una serie de condiciones culturales que diferencian al pueblo paraguayo de los pueblos originarios de América caracterizados por sus culturas tribales, comunitarias o colectivistas; este dialecto es el rotulado por los lingüistas como “guaraní paraguayo”, y en tal carácter sí, es propio y exclusivo del pueblo paraguayo, excluyendo incluso a los indígenas paraguayos pertenecientes a la nación guaraní que sobreviven en el territorio nacional.
Estas son las razones que explican el título de este libro y hecha la aclaración paso a abordar el tema.

Aprobación del Alfabeto Oficial. El 9 de diciembre de 2015 quedará señalado en el calendario de la lengua guaraní como una fecha muy importante, porque en la misma fue aprobado el alfabeto oficial del guaraní hablado por el pueblo paraguayo. Este alfabeto es oficial porque se halla instituido por la autoridad legítima de la lengua: la Academia de la Lengua Guaraní. Esta entidad fue creada por ley de la República con la misión específica de resolver los problemas internos de la lengua. Entre dichos problemas se encontraba, en primer lugar, la falta de un alfabeto aprobado por un organismo científico que cuente con respaldo legal.
En efecto, la Ley de Lenguas, Nº 4251/10, establece en su art. 46 numeral 2 como una de las facultades de la Academia: “Establecer el alfabeto guaraní sobre la base del utilizado en la Convención Nacional Constituyente de 1992” (sic). Como se ve, la Academia tenía y tiene la competencia legal para establecer el alfabeto oficial, pero esa facultad se hallaba fuertemente condicionada, porque existe un alfabeto que utilizó en su momento la más alta autoridad política del país para traducir al guaraní, de modo oficial, la nueva Constitución Política del Estado, sancionada por ella simultáneamente en ambas lenguas oficiales, el 20 de junio de 1992.  Cabe señalar que a través de dicho texto el Estado Paraguayo se relacionó por primera vez en lengua guaraní con el pueblo paraguayo, y lo hizo 187 años después de la independencia del Paraguay. Ahora, después de 204 años de la gesta libertaria de 1.811, instituye para el guaraní un alfabeto oficial, basado en el alfabeto de la Convención.
En la sesión ordinaria de la Academia, del 9 de diciembre de 2015, fue aprobada el acta de la sesión anterior en la cual fue votada la propuesta de alfabeto presentada al pleno por el Departamento de Gramática y Ortografía de la misma, en razón de haber fracasado la búsqueda del consenso y en esta sesión también fue aprobada la forma en que se presentaría el alfabeto oficial, es decir el enunciado.
Al día siguiente las autoridades de la Academia notificaron a los tres Poderes del Estado la aprobación del alfabeto, en cumplimiento del art. 54 de los estatutos sociales de la Academia, cuyo segundo párrafo dispone:
“(…) Una vez aprobado dicho alfabeto por el Pleno del Colegiado, será notificado oficialmente a los tres Poderes del Estado y en particular al Ministerio de Educación y Cultura, a la Secretaría de Políticas Lingüísticas y a la Secretaría Nacional de Cultura en un mismo día, a los efectos del cómputo del plazo para la vigencia de los derechos lingüísticos pendientes de la aprobación del alfabeto oficial(…)”.

Texto de la comunicación

Asunción, 10 de diciembre de 2015. Señor Horacio Cartes. Presidente de la República del Paraguay. E.S.D. Tenemos el honor de saludarle desde la Academia de la Lengua Guaraní del Paraguay, al tiempo de comunicarle una grata noticia en relación con una de nuestras lenguas oficiales: el guaraní. Al respecto le hacemos partícipe de que esta Academia ha cumplido exitosamente una de las funciones específicas que le marca la ley Nº 4251 de Lenguas y que, estamos seguros, ayudará a instalar el uso gradual y más seguro de nuestra lengua madre en el Estado  paraguayo. Dicha ley, en su artículo 46º, numeral 2, expresa: 2.- “Establecer el alfabeto guaraní sobre la base del utilizado en la Convención Nacional Constituyente de 1992”. Cabe mencionar que en una sesión ordinaria realizada por la Academia de la Lengua Guaraní en fecha 09.12.15, el Colegiado de la misma arribó a la siguiente resolución:                             

Enunciado del alfabeto oficial de la lengua guaraní. El guaraní tiene 33 fonemas propios de la lengua que son representados por 33 grafemas, signos o letras. Cada fonema es representado por un solo grafema y cada grafema representa a un solo fonema. Su alfabeto no contiene letras mudas ni letras que representan a más de un fonema. Las consonantes bilíteras son inseparables y constituyen una sola letra. Los grafemas del alfabeto oficial del guaraní son: a-â-ch-e-ê-g-g-h-i-î-j-k-l-m-mb-n-nd-ng-nt-ñ-o-ô-p-r-rr-s-t-u-û-v-y-y-(‘). La Academia resuelve igualmente autorizar el uso de los grafemas /D-d/, /F-f/, /LL-ll/  para escribir palabras incorporadas por vía de préstamo, debidamente reglamentadas.

 De este modo, luego de compartir con usted este importante logro para la dignificación de nuestra lengua madre, renovamos el compromiso de avanzar en la construcción de las bases técnicas que permitan el desarrollo del idioma guaraní. Atentamente. Domingo Adolfo Aguilera Jiménez. Presidente. Perla Álvarez Britez. Secretaria General” (sic).

 Esta nota es, en verdad, la traducción del original que fue remitido, como corresponde a su origen y cometido, en lengua guaraní y es como sigue:

"Paraguaýpe, jasypakôi ára 10 ha, 2015 ramo. Karai Horacio Cartes. Paraguái Retâ Ruvichavete. Ne mba’apohápe. Orepy’arory romomaiteívo Guarani Ñe’ê Rerekuapavê guive, romombe’u hagua ndéve peteî mba’e guasu ñane ñe’ê guarani rehegua. Upéicha, roikuaauka ndéve Terekuapavê omohu’â porâite hague peteîva hembiaporâ, Léi 4251 pe oïva, ha oréve ramo guarâ omombaretevétava guarani jeporu katu Paraguái Estado guive. Upe leí, iñakytâ 46 ha, papy 2 ha pe he’i: 2.- (Ava Ñe’ë Rerekuapavë) “Omopeteî ha omoañeteva’erâ guarani achegety, ha upéva oñepyrûva’erâ pe Tetâ Amandaje Pavê Moîmbahára oiporuva’ekuégui, áño 1992 pe”. Iporâ reikuaami Guarani Ñe’ê Rerekuapavê ojapo hague peteî Atypavê ako kuehe 09-12-15 ramo ha upépe oñeguahê hague peteî apoukapy guasúpe:


“Guarani ñe’ê achegety tee ñemombe’u. Guarani ñe’ê oguereko 33 ñe’êpu imba’e teéva, ojehechaukáva 33 tai rupive. Opaite umi ñe’êpu ojehechauka peteî tai rupivénte, ha umi tai ohechauka peteîete ñe’êpúnte avei. Ijachegety ndoguerekói tai ipu’yva ni ipukôiva. Umi pundiekôi ndojeíri ojuehegui ha ojerereko peteî tai año ramo. Taikuéra oîva guarani achegety teépe hína ko’âva:  a-â-ch-e-ê-g-g-h-i-î-j-k-l-m-mb-n-nd-ng-nt-ñ-o-ô-p-r-rr-s-t-u-û-v-y-y-(‘). Upéicha avei, Guarani Ñe’ê rerekuapavê omoneî  /D-d/, /F-f/ /LL-ll/ jeporu, ojehai hagua ñe’ê ojererúva ambue ñe’êgui, oñemohenda rire hekopete”.



Ha péina, romoguahê rire ne rendápe ko mba’e guasuete ojehupytýva oñemohenda porâve hagua ñane ñe’ê, orekyre’y jo’a rojepytasóvo akóinte ñamopyenda porâve haguã guarani ñe’ê, hekojerapa peve. Ndererohorývo. Domingo Adolfo Aguilera Jiménez. Yta Guasu. Perla Álvarez Britez. Pytyvôharapavê”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada