Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

sábado, 2 de febrero de 2019

Velorio colectivo de futuros difuntos.

Los días 10 y 11 de enero de 2019, días antes de cumplirse 30 años de la caída de la dictadura,  se realizó en la compañía Guasu Kora de Villeta, un curioso acto denominado de este modo. Los protagonistas fueron los veteranos, combatientes civiles contra la dictadura stroessneriana, hombres y mujeres que sufrieron persecuciones, confinamientos, destierros, torturas y prisiones por  accionar  en forma organizada con el propósito de derrocar a la dictadura. El evento fue preparado por el veterano combatiente y poeta Gregorio Gomez Centurión, que recibió a sus colegas con el discurso que publicamos a continuación.


Discurso de apertura 

    Compañeros y compañeras de lucha. Señoras y señores:

        Sean ustedes muy bienvenidos a mi modesta casa. Hoy tenemos la suerte de reunirnos aquí en Guasu Kora de Villeta, una parte de los hombres y mujeres que hemos desafiado y sorteado las acechanzas y los peligros que implicaba ejercer los derechos cívicos en tiempos de la dictadura stroessneriana. Perversa dictadura que padeció el Paraguay durante 35 años y desgraciadamente nos tocó vivirla a todos nosotros, los aquí reunidos. 
Esa maldita época, consumió toda nuestra juventud, pero como los jóvenes de entonces, hemos dejado el testimonio de nuestro compromiso con la libertad del pueblo paraguayo; algunos en más, otros en menor medida. Algunos compañeros entregaron la vida misma, otros su integridad física o mental, pero la mayoría nos quedamos sumidos en la pobreza, en la enfermedad y lo que es más doloroso aún, en la indiferencia de la ciudadanía.
Nosotros somos los que hemos llevado al sitio que corresponde nuestro compromiso político y ciudadano con la patria paraguaya. Somos parte de los gloriosos combatientes que vencimos a la dictadura.
Lo más hermoso, y por ello lo más resaltante que tiene esta reunión, es que aquí estamos los militantes pertenecientes a las diversas organizaciones subversivas de entonces: Los bravos combatientes de las gloriosas Ligas Agrarias Cristianas, los grandes soñadores de la Juventud Obrera, los inflexibles militantes del Partido Comunista Paraguayo, los diferentes Movimientos armados que sumaron mártires a esta lucha, incluso ciertos líderes de las iglesias cristianas especialmente algunos referentes de la Iglesia Católica paraguaya, partidos políticos y otros.
En aquellos tiempos de lucha no importaba de qué organización provenía el combatiente. Nos hermanaba simplemente la lucha contra la dictadura, el ferviente deseo de liberar al Paraguay de las garras de un dictador perverso, apoyado por un partido político cuya cúpula dominante se prestó como instrumento miserable a la dictadura.

Hoy nos reunimos para decirle a esa gente que estamos aquí para celebrar la vida, la nuestra y la vida de todos los compatriotas; para celebrar la relativa libertad de la cual hoy goza el pueblo paraguayo y para anunciar una vez más el advenimiento de la democracia social.
Si bien a nosotros ya nos resta poco tiempo de vida, razón por la cual realizamos hoy este velatorio en cuerpo presente, estamos seguros de que nuestra lucha no se apagará; que todas las generaciones de paraguayos seguirán haciendo lo que antes de nosotros y nosotros mismos lo hicimos en su momento.
Estamos seguros de que los jóvenes de hoy y de mañana se inspirarán en nuestro sacrificio para expulsar del suelo paraguayo a los invasores de nuestra tierra, a los tiranos de todos los colores, a la intolerancia ideológica, a la marginación de los pobres, a la ignorancia, a la manipulación política, a los políticos corruptos y todos aquellos que pretendan impedir el desarrollo normal y el buen vivir del gloriosos pueblo paraguayo.
Compañeras y compañeros de lucha, son ustedes bienvenidos a Guasu Kora. Mi familia y yo les recibimos como héroes de la patria. Les deseamos una feliz estadía y una larga y fructífera vida de adulto menor.
Muchas gracias.
                                     Gregorio Gómez Centurión

DECURSO DE LA VIDA DE GREGORIO GÓMEZ CENTURION


                            Por Tadeo Zarratea                                                                                               
Señoras y señores: Me han encomendado la presentación en este acto, de  la historia de vida de nuestro anfitrión, el inspirador y organizador de este singular evento, don Gregorio Gomez Centurión.
Este hombre es para mí, en primer lugar, el poeta de las luchas sociales, tanto porque ejercitó decididamente la principal lucha política de su época, como porque la documentó y publicó, dando a conocer varios episodios desconocidos de esa cruenta y dolorosa lucha del pueblo paraguayo.
Participó de la lucha contra la dictadura del tirano Alfredo Stroessner a través de las organizaciones laicas de la Iglesia Católica. Apenas concluidos sus estudios primarios ya fue virtualmente fagocitado por las luchas sociales. Los urgentes reclamos de un pueblo sojuzgado ya no le permitieron seguir estudiando. Gregorio es hijo legítimo de Guasukora, Villeta, miembro de una numerosa familia lugareña. El ingresó a muy temprana edad a la Juventud Agraria Católica (JAC), en la década del 60. La entidad estaba afiliada al Movimiento Internacional de la Juventud Agraria y Rural Católica (MIJARC) definida como un Movimiento Apostólico Educativo de formación integral.
Posteriormente Gregorio ingresa como militante a las Ligas Agrarias Cristianas (LAC) en la cual permaneció hasta 1976,  pero sus limitaciones físicas no le permitieron pensar siquiera en la lucha armada u otra forma de lucha que requiriera resistencia física. Por ello se inclinó más bien a trabajar en la fundamentación teórica, en la pedagogía de la lucha, en la transmisión oral de sus experiencias, vivencias y creencias. Por la misma causa ejercitó su memoria para no usar escritos que pueden eventualmente caer en manos de los esbirros, pero al mismo tiempo para poder documentar y publicar en el futuro los episodios más cruentos y dolorosos de la lucha del pueblo contra la tiranía.
Siguiendo el decurso de su vida tenemos que entre los años 1960/61 Gregorio ejercita su militancia en Guasukora, dedicándose a la formación de la juventud que venía a través de la  JAC desde toda la geografía nacional.
En 1962 fue a trabajar durante seis meses en la parroquia de Horqueta, Concepción, con la misión de fortalecer la organización de la JAC; de allí se trasladó y permaneció por  4  meses en Rio Grande do Norte, Brasil, en virtud de  un programa de intercambio de experiencias.
Entre los años 1963 y 1967 fue uno de los dirigentes nacionales de la JAC.
Entre los años 1968 y 1969, hallándose ya unido a Cristina Olazar, realizaron trabajo voluntario en el Instituto de Educación Rural (IDER) con sede en Tavarrojo, Villarrica, siempre bajo la tutela de la jerarquía católica.
Entre los años 1969 y 1970 usufructuando una beca del MIJARC estudió en París, Francia. Realizó durante 3 meses un curso acelerado de lengua francesa y durante  9 meses un curso de capacitación para el desarrollo, en el Instituto de Educación e Investigación para el desarrollo (IRFED)
Entre los años 1971 y 1975 se integró, junto con su esposa Cristina Olazar,  a la histórica comunidad de San Isidro del Jejuí, fundada por las Ligas Agrarias Cristianas. Allí durante la feroz represión de la dictadura, Gregorio salvó la vida por el hecho fortuito de no hallarse presente en el lugar.
Durante los años 1975 y 1976 el matrimonio Gómez-Olazar, expulsado de la comunidad y perseguido, se refugia en la ciudad de Asunción, pero sin abandonar la lucha. Aquí se encargan del cuidado de 7  jóvenes expulsados por la dictadura de la Comunidad de San Isidro del Jejuí; 6 mujeres y un varón que virtualmente quedaron huérfanos y sin hogar. Realizaron este servicio con el apoyo de la Pastoral Social de la iglesia católica.   
Entre 1976 y 1978 (Gregorio) (el matrimonio) estuvo trabajando en la animación de comunidades de base de la Pastoral Campesina de la Diócesis de Concepción, fijando sede mas bien en Horqueta.
El matrimonio Gómez-Olazar trabajó entre los años 1980 y 1985 en el Equipo de Educación del Proyecto de Asistencia y Desarrollo PAî-TAVYTERÂ; Proyecto fundado y sostenido por la Asociación Indigenista del Paraguay y la Iglesia Cristiana Misión de Amistad, para  servir al pueblo indígena Paî-Tavyterâ del Amambay. Gregorio ocupó posteriormente el cargo de Coordinador de dicho Proyecto.
Entre los años 1990 y 2001 Gregorio trabajó primero como promotor social y luego fue nombrado Coordinador de ÑEMONGETARÂ,  una ONG creada para realizar  comunicación y educción campesina.
Entre los años 2002 y 2006 Gregorio Gómez fue contratado como Coordinador Ejecutivo de la ONG TIERRAVIVA, fundada para servir a los pueblos indígenas del Chaco.
Entre los años 2004 y 2006 ejerció la asesoría de la ESCUELA VIVA HEKOKATÚVA, instituida por el Ministerio de Educación para la elaboración de textos  escolares en lengua Paî-Tavyterâ.
Entre los años 2008 y 2012 Gregorio fue contratado por la Organización civil ALTER VIDA para asesorar en materia de interculturalidad al Programa Nacional de Control de la Tuberculosis (PNCT) dependiente del Ministerio de Salud.
 Finalmente y para coronar su lucha, Gregorio se vio obligado a organizar y encabezar la lucha de sus propios vecinos contra la empresa EL FAROL S.A. que, en 2007,  vino a instalar sus vertederos de residuos en la misma compañía Guasukora.  Esta empresa, cuya propiedad se atribuyó en su momento  a la familia del ex presidente Federico Franco, contaba con el apoyo de las autoridades municipales de Villeta, de la Secretaría Nacional del Medio Ambiente y de la Fiscalía del Medio Ambiente. Pero fue vencida y expulsada de Guasukora  en el año 2008 por la lucha popular, después de una  larga y desigual batalla librada por la comunidad guiada por sus experimentados dirigentes.
En total suman cerca de 60 años la militancia activa de Gregorio Gómez Centurión al servicio del pueblo paraguayo, en especial al servicio de los más necesitados, de los olvidados y marginados,  que son los indígenas y los campesinos.
Actividad literaria.
En paralelo con estas luchas y estos impagables  servicios sociales,  Gregorio fue sirviendo también a la lengua guaraní y a la literatura paraguaya, produciendo obras literarias de gran valor científico, artístico y cultural. En este campo  Gregorio Gómez Centurión es un autodidacta muy sabio; un conocer profundo de la lengua guaraní a quien no le dejaron integrar la Academia de la Lengua por falta de títulos académicos. Sin embargo, entre los 30 académicos actuales no hay uno solo, incluyéndome a mí, que pueda escribir los libros escritos por Gregorio sobre los aspectos obscuros de la lengua. En este caso se comprueba una vez más que los cartones no garantizan el conocimiento.
Producción Literaria.
Entre sus obras literarias se encuentran principalmente sus cuatro  poemarios. Todos sus libros contienen, además de poemas, ensayos breves sobre lengua y cultura guaraní.  Dichas obras son:
ÑE’Ê. Publicado en primera edición en 2007 y en segunda edición en 2012 por la Editorial Servilibro.
TEMIANDU RORY. Editado por la Editorial el Lector en el año….
TEMBIASA  RYAPU. Editado por Servilibro en el año 2013.
TETÂYGUA PYAMBU. Editado por  Servilibro en 2017.
Galardones literarios
Gregorio ganó el primer premio en el concurso “Roque Gaona de Literatura” en el año 2017 con su obra Tetâygua pyambu compitiendo con 24 títulos finalistas.
Ganó también el segundo premio en el concurso Municipal de Literatura del año 2018 compitiendo con 36 obras en concurso.
Literatura testimonial
Leyendo los libros de Gregorio no podemos evitar que se nos venga a la memoria los versos de aquel cantautor que dice: “Yo no soy un guitarrero que canta por cantar// Yo me siento compañero del que lucha por ganar//. Una nueva y limpia tierra abonada con amor//. Esto, porque toda su obra es testimonial. Asume compromiso con los problemas esenciales de la persona humana, con los sectores sociales marginados, con la ciencia, con la cultura, con la lengua, con la verdad, el amor, la libertad y la justicia.
Es difícil que Villeta, y el Paraguay todo, produzcan a corto plazo otro gigante como Gregorio Gómez Centurión.
Muchas gracias.
               Asunción, 8 de enero de 2019 

lunes, 7 de enero de 2019

ELOGIO A MI CASA


El 14 de diciembre de 2018 fue para mí una fecha especial, porque ese día terminó de construirse mi casa,  ubicada en el barrio Santa Librada de la capital, sobre la calle Cerro guy  o Segunda, al  Nº 620 casi San Fernando de Maldonado. La inicié en el año 2003 en el terreno baldío que compramos con mi primera esposa, la Prof. Margarita Herreros, con un préstamo de City Bank, el cual por suerte pudimos pagarlo regularmente. Digo esto porque en esa época vivíamos del ejercicio de mi profesión y por causa de la dictadura nadie me confiaba un caso importante.  Lo primero que preguntaban los clientes era si tengo o no  el respaldo de algún amigo poderoso  empotrado en el gobierno. Pero yo era como un leproso para esos poderosos por ejercer la oposición política.
Cuando sobrevino nuestro divorcio se me adjudicó este terreno en la partición de bienes gananciales y años después comencé la construcción a instancias de mi hija Laura de Anaî  y de mi segunda esposa la Abogada Donatila Zelaya Burgos. La casa fue haciéndose en forma lenta y discontinua, pero tenazmente perseveré  y llegué a concluirla. Fueron 15 años de trabajos, de gastos, de toma de decisiones, de incomodidades, polvaredas, ruidos y quebrantos.
Los trabajadores, que por lo general dependieron directamente de mí, fueron muy serviciales y estaban siempre atentos a mis deseos; por suerte, porque esta fue una construcción que conoció de avatares, cambios, modificaciones, adaptaciones y tantas otras improvisaciones. Para comenzar alteré gravemente el proyecto original del Arquitecto Carlos Arias Coll.  Introduje las sugerencias de mi hija Laura de Anaï. Modifiqué la parte que no le gustaba a mi esposa. Acepté las ideas de mi amigo Alberto Miltos para darle mayor iluminación natural e introduje  algunos detalles sugeridos por mi hijo Arturo Manuel. Con todas estas modificaciones  la casa resultó ser un mamotreto amorfo y poco funcional. Su estilo arquitectónico es indefinible. No es clásico ni neoclásico; no se ciñe al estilo común de las casas asuncenas  de su tiempo, razón por la cual ni siquiera marca la época de su construcción. A mí me parece que por la forma del cierre del techo, en cuatro caídas, su estilo sería una recreación de la típica  Kuláta Jovái, y por su interior amplio y abierto , la reproducción  de  una casa típica campesina  paraguaya con su ogaguy guasu o salón multiuso donde vive y convive la familia mientras el resto de la casa se halla sin uso la mayor parte del día; pero observando su fachada nos lleva a recordar a las casas vascas, rústicas, sobrias y sin puertas visibles.
Es posible que esto mismo haya querido yo desde el principio.
La primera objeción que le formulé al proyecto del Arquitecto fue la altura del techo de la parte  destinada a ser mi vivienda.
- No quiero  vivir bajo  un techo bajo porque me asfixia - le dije - y contestó: - Toda elevación significará  un costo en la climatización -  Entonces le pregunté:
 - ¿Y cómo soportaron nuestros abuelos el verano paraguayo  antes de inventarse el ventilador?
-  Con paredes anchas y techos altos - me dijo .
-  Pues, no más que eso quiero yo Arquitecto – le dije - y él prosiguió con la enumeración de todas las dificultades que me acarrearía la elevación del techo. Pero no hubo caso; negociando milímetro a milímetro llegamos por fin a ponernos de acuerdo en 3.25 metros de altura. Posteriormente, cuando terminó el hormigonado y se fueron cerrando los espacios con las paredes volví a decirle:
- Arquitecto: No quiero vivir en este cajón; no  me voy a sentir persona humana.
Por suerte Arias Coll es un profesional que  escucha a sus clientes. Allí me dijo:
- Tengo un moldurista que te puede eliminar todos los ángulos y las líneas rectas;  ya  que estás en la corriente de Gaudí.  Sin chistar le dije:   tráigalo.  Le trajo a Mariano Benítez, alias el Cacho Tirao; un  artesano excepcional. Para que lo conozcan y  midan su estatura humana, les cuento que en un momento se me acabó el dinero y si bien tenía crédito, ya no tenía capacidad de pago debido al elevado servicio de mi cuantiosa deuda. Entonces le dije:
- Sabés Cacho; vamos a tener que parar   
Me miró fijamente y me dijo:
- Che ndaparaséi doytor. Ajapopase la che trraváxo. La plata niko lo de méno; upéa ou ha oho. Ha oguähë ha’órante ideprovécho. Chepasaxerämínte ohupytyukájepi chéve káda ikatu.
Cuando terminó de hacer las molduras realizamos la liquidación y resultó que le adeudaba 14 millones de guaraníes; esto cuando corría el año 2012. Ese crédito, sin trámite ni documentación alguna, me otorgó un simple obrero de la construcción.
 Anécdotas similares produjo por docenas esta obra. Una, la del maestro González,  que se quedó a vivir en la obra porque en su casa le prohibieron  la caña, Las tantas del ayudante Cabral, que permaneció 11 años en la obra haciendo de todo. En suma, la obra me permitió ganar muchos y buenos amigos. Me gustaba trabajar personalmente con los obreros los fines de semana porque siempre era una fiesta. Poca gente es tan feliz como el obrero de la construcción.  Ellos durante  el trabajo cantan, silban, cuentan chistes, lanzan piropos a las chicas que pasan, se mofan de sus compañeros y se ríen de sus propias torpezas. ¡ Qué gente feliz !
Una anécdota involucra al propio Arquitecto Arias, a quien cuando empezamos la obra le pedí:
- Por favor, Arquitecto, habilíteme antes que nada un hábitat  bajo estos Yvapovô del patio.
- ¿ Y eso para qué ?-  Preguntó  y le contesté
-  Porque es la sala donde voy a recibir a mis mejores amigos; el paraguayo, mi querido Arquitecto,  no recibe al amigo bajo su techo sino bajo la mejor sombra que tiene. Jahána amo yvyra guýpe. Upépe javy’avéta es siempre la justificación. Es un hecho inconsciente, condicionado por su cultura rural,  pero yo que soy campesino, lo haré conscientemente  -  le dije.
Se rió de mi ocurrencia con buenas ganas. Pero años después, una dura  noche de verano, fuimos con mi esposa a la casa del Arquitecto a llevarle un pequeño  obsequio, por  iniciativa  de ella, que siempre premiaba al final del año a  quienes me soportaron. Encontramos una enorme y esplendorosa mansión; después de todo es la vivienda de un Arquitecto – pensamos.
Apenas llegado nos dice:
- Les invito a pasar al patio. Allá tengo una enredadera de jazmines y hay corriente de aire. Allí vamos a estar mejor.
  Nos mudamos a vivir en la casa apenas terminado el primer hormigonado, hallándose sin puertas ni ventanas. El dormitorio nuestro se llamó “Villa cartón” y el de mi hija y su  pareja “Villa hule”; por los materiales que usamos Diego y yo para cerrar las ventanas. Por mucho tiempo le dije a mis amigos: es fácil de identificar mi vivienda; no vivo en una casa sino en una obra.
En suma, hoy puedo afirmar que esta casa viene a ser la suma de todos mis errores. No debí construirla. Resultó ser grande, cara y con muy escasas comodidades. Cuando el estudio del suelo arrojó como resultado  que la tierra era arenosa, producto de erosiones y sedimentaciones; que era tierra falsa, debí abandonar mi proyecto, pero no lo hice. Seguí adelante y para cimentar la casa de tres plantas se tuvo que hacer 28 tubulones y pilotines que se internaban hasta 5 metros en el subsuelo para llegar a tierra firme y sobre las cabeceras de los mismos se construyó el primer entramado de vigas de hormigón armado. Todo esto bajo tierra todavía. Esta parte consumió completamente el primer préstamo que me otorgó la Cooperativa Universitaria, suma  con la  cual yo pensaba llegar a techar la casa.                                
Evidentemente este emprendimiento resultó ser una mala inversión; una casa mal concebida por mí; pero algunas razones me habían impulsado a construirla. En primer lugar el deseo de reunir aquí a mis hijos de quienes me separé como consecuencia de mi primer divorcio; francamente me asediaba el cargo de conciencia. La otra razón era que, consciente de que la vida es corta, quería vivir mis últimos años en una casa cómoda, decente y confortable. Debido a los escasos recursos financieros me fue muy difícil concluirla; pero había una  razón que me indujo a terminarla: y es que nunca me permito a mí mismo dejar sin terminación una cosa empezada. Presiento que cierta sangra vasca corre por mis venas.  Este mismo principio salvó también mi carrera cuando en el 5º año me desilusioné del Derecho y pensé dejarlo; pero me dije: no me voy a dejar derrotar; lo voy a derrotar yo. Voy a concluir la carrera, colgar en la pared  mi título de Abogado y ponerme debajo a vender carbón.
Al fin aquí está la casa, actual vivienda mía y de mis dos hijos, ambos  con sus respectivos Departamentos en planta alta, mientras Laura, que vive en Madrid, es también nuestra condómina.
Como edificio lo dedico a la ciudad de Asunción; a esta noble ciudad que  me recibió como joven campesino, con 16 años de edad, con los estudios primarios concluidos, un solo par de zapatos, una ropa puesta y otra de remuda, pero con una enorme mochila llena de altos ideales, sueños y esperanzas.  Aquí he tenido que agenciarse para encontrar trabajo, para proveerme la subsistencia, para vestirme y sobre todo para seguir estudiando, porque  con ese objetivo dejé mi pueblo natal y me vine a la gran ciudad.
Esta casa es mi contribución con el desarrollo edilicio y el crecimiento de la ciudad de Asunción; la dedico a ella que me brindó de todo, incluida mi felicidad personal. Esta y solo ésta casa es la que puedo aportar  a la ciudad,  y que conste que lo hago a fuerza de inenarrables sacrificios, a cambio de graves penurias y grandes esfuerzos. Y repito, no más que esta porque, como lo saben algunos amigos, yo nunca fui productor de bienes materiales sino de bienes culturales. Mi aporte mayor a la sociedad paraguaya está en este último campo.
Por tanto, mi querida ciudad de Asunción, con esto cerremos las cuentas y declaramos que no nos quedan saldos adeudados.
                                                                                 Tadeo Zarratea
                                                                      Asunción 7 de enero de 2019  

lunes, 15 de octubre de 2018

ELEGÍA A EMILIANO GONZÁLEZ SAFSTRAND


MAESTRO: ¿Por qué tanta prisa por llegar a la nada? Si vos, antes que nada, sabías que ella estaba allí, esperándote, esperándonos, en medio de la nada. Y hasta me ocultaste tu partida. Enterraron tu cuerpo sin que yo supiera nada, viviendo abstraído, incomunicado en este mundo hipercomunicado pero frívolo, poblado de vacuidades, nadando en naderías sin fin.

Teníamos que irnos a Guasukora, a lo del Pirulo, a hablar de... nada importante, etimología guaraní y otros meandros de la Filosofía; pero ahora ya nada. De repente vos ya estás en la nada y nosotros nos quedamos sin vos, que es como decir: sin nada. Sin nada sustancial, genuino, auténtico. Sin el hombre que escudriñaba el todo y la nada; del que se alzó en forma leve y mansa contra las ataduras de este mundo, del que supo liberarse para triunfar sobre la nada, hasta el punto de despreciar todo cuanto idolatran los dueños de la nada.

Diría que me he quedado muy solo y sin nada, si no se me hubiera quedado este gran dolor, que me acompaña en tu nombre, amigo mío. Este dolor de hombre que lacera mi alma desde el infinito. No sabía que me harías tanta falta ni que tu filosofía era importante en mi vida. Hemos hablado de todo; del todo y de la nada. Vos no le temías a la muerte; ella era ya tu amiga; la domesticaste. Ella pasó a formar parte de tu vida desde que dijiste: ella NO EXISTE; es una mera creación humana; producto del miedo. No puede existir desde que somos parte del todo. De allí no nos movemos, de él no nos escapamos. Somos esencialmente una partícula del todo. Entonces, ¿cómo escapar?, ¿a dónde ir? La muerte es una entelequia, una mera Ilusión. Estabas bien preparado para llegar sonriente a tu final, que para vos no era tal, ni siquiera la transformación de la materia. El agua puede asumir tres estados: líquido, sólido y gaseoso, pero sigue siendo H2O – me decías –  no hay mutación de la materia. Y así es el alma humana. Por tanto, la muerte es solo un paso, un cambio de estado nada esencial; es llegar a la nada para confundirse con el todo; para integrarse al todo de donde nunca se ha salido.

¡Hombre! ¡Qué bien preparado estabas para la muerte! Pero yo, que apenas me iniciaba en esa filosofía ¿qué puedo hacer ahora? Soy un aprendiz. No he crecido, no he madurado. No me puedo aún desprender de muchas cosas que, pensándolo bien, no son nada. Todavía no comprendo el todo. Todavía me asusta la nada, el vacío, el inmenso hueco que – según los guarani – está habitado por la neblina eterna, el tatatina vivificante; el jasuka, la materia primigenia.

Ahora estás recorriendo esos mundos que prefiguraste, que pudiste imaginar tan vívidamente, tan claramente. Ahora estás en tu salsa; en medio de la nada donde el todo se alimenta, integrado al cosmos, al todo, a lo único, a lo eterno. Que lo disfrutes, Maestro amigo. Esto puedo decirte solo yo, tu imberbe discípulo, y nadie más, porque aquí todos lloran tu partida menos yo pero solo porque me contengo; y debo contenerme porque sé que me reprocharías si llorara.

Cuando recupere mis fuerzas me iré a la quinta “Yvága” a verla a Viviana; a sentir allí el vacío creado por tu ausencia; luego junto a Yalí, a quien todavía no tengo el valor de visitarlo; pero antes terminaré de llorar a escondidas. No me dejaré ver en ese estado para simular que he comprendido tu pensamiento filosófico.

¡Cuánto creciste como persona humana en tan poco tiempo, mi querido Maestro! ¡Que inmenso sos frente a las pequeñeces de este mundo! Ahora que nadás en la nada, el todo se alimenta de tu esencia. ¡Cuánto te admiro, amigo! Que seas muy feliz en tu nueva vida; en tu nueva forma, la cual – según me enseñaste – no es nueva, porque no puede haber nada nuevo en el mundo de lo eterno.

Tadeo Zarratea

domingo, 29 de abril de 2018

Propuesta hecha a la Academia por el Dr. Tadeo Zarratea para la incorporación de hispanismos al léxico del guaraní paraguayo


           Paraguay táva, 29 jasyrundy (abril) 2018 pe
Karai
Lic. Carlos Paublino Ferreira Quiñonez
Guarani Ñe’ë Rerekuapavë Yta
Távape
        
         Péina niko amboguejy ne renondépe ha nde rupive avei ñane ñe’ë Rerekuapavë, nde remyakäva renondépe, terekuára che rekópe, ko cherembijerure: aipota ojereroike añete, ha hekópe porä, guaraní ñe’ëndýpe, ko’ä 100 ñe’ë pyahu oúva karai ñe’ëgui.

Äva ä ñe’ë ombopu ambue guaraní poruharakuéra oike guive ñane ñe’ëme ha oiporukuévo hikuái heta áño pukuke javeve. Péicha ojapo hikuái ikatu kuaa haguäicha ojeporu meme ä pytagua ñe’ë guaraní paraguáipe. Ajeve ramo oïma voi ñane ñe’ë ryepýpe; ojeporúma voi pe ipuháicha oñeñe’ënguévo, ymaite guive ha ko’agäite peve.

Jagueroikéramo hape rupi porä ha hekópe ä ñe’ë guarani paraguái ñe’ëndýpe, omongakuaáta chupe, oipysovéta rupi iñe’ë aty. Ko’ä ñe’ë iporupyréva, oñemohendáramo ipuháicha ñane ñe’ëme, katuete omombaretevéta. Avei ñane ñe’ë poruharakuéra ojeroviavéta ijehe oñe’ëvo ha ohaívo iñe’ë. Äichagua tembiapoukapy rupive ombo’ykéta ohóvo kyhyje ha jerovia’ÿ oñandúva oiporúvo iñe’ë.

Hembiaporä tee peteïva, ome’ëva ko ñane ñe’ë Rerekuapavëme léi ñe’ënguéra reheguáva niko hína: tomongakuaa ha tombotuicha ko ñe’ë, ha péina péva tape peteïva omoïva chupe léi voi ogueraha haguä upe gotyo ñane ñe’ë.

Ajeroviaiterei che ko cherembijerure rehe. Ko’ä 100 ñe’ë jereroike ikatu hína ombokuchu tetäyguára remimo’ä, ha ikatu omongakuaa ijerovia ñane Ñe’ë Rerekuapavë rehe; oñandúta oikoveha, omyenonde ha omboguata poräha ohóvo umi tembiapopyrä omoïva ipópe  léi, ombojehu ramo guare chupe ko’äva ojapo haguä voi.

Ñamboguatáramo jahávo peichagua polítika ogueroikéva hekópe porä, sa’imimi ha mbeguekatu, ko’ä pytagua ñe’ë guaraní omo’ambuéva oiporu haguä, ñamombaretéta avei jahávo mbo’eharakuéra rembiapopy ñane ñe’ë rehehapeguáva,  ha ñamorrendivéta viru omoïva ñane retä ñane mitänguéra ñembokatupyryrä ñane ñe’ë  moköivépe.

Ko’ä mba’e ári jey iporä jaikuaa kóva ko mba’e apo reko ha’eha tape iporävéva jagueroguata haguä pe ñane guaraní ehkueléro guaraní paraguái gotyo. Upépe ñande ñaroguähëva’erä, ani haguä ko ñane ñe’ë oñemboja’o, ojerereko ágotyo guaraní ojopara’ÿetéva ha amo gotyo pe ñane retäyguakuéra oiporu tapiáva, ogueroikemimíva opype pytagua ñe’ë oñembosái pyahúva, oïháicha hína ko’ágä ha nahi’äiva oñembopypukuve.

 Tekotevëte niko ko ñane Ñe’ë Rerekuapavë omyenonde ha ombohape  añetete ko ñane ñe’ëme. Upévare ajerure ndéve karai Yta guasu, erahaukamína ko che rembijerure Atypavë pehë Ñe’ë pyahukuéra rehe omba’apóvape, tove upe aty toikuaauka hemiandu ha upéi emoïmi Terekuapavë renondépe ikatu haguä omoneï.

Torypaitépe

                                  Tadeo Zarratea
                                      Terekuára

Péina ápe umi 100 España ñe’ënguéva rysýi  ojeporuvéva ñande apytépe, oñembohyapu  ambuéva  guaraníme oikévo  ha ogueroikéma va’ekue ñane ñe’ëme tapichakuéra oñe’ëvo ha ijereroike añete guaraní paraguái  ñe’ëndýpe, ajúva ajerure.

– A –

1.- Ahógo (téra, tero). Ou castellano  ymágui, ahogo  gui; ko’äga upe ñe’ëme oje’e kóva ko mba’asýpe “asma”, ha upevante avei he’ise guaraníme. 
2.- Amenáso (téra). Ou amenaza  gui, ha guaraníme he’ise: “oñembyai ára, okyse.
3.- Aramboha (téra). Ou almohada gui, ha upévante avei he’ise guaraníme. Oreko ramo jepe ijavegua guaraníme:“akängyta”, ñe’ë poruharakuéra ogueroike ha oiporu.
4.- Aramirö (téra). Ou almidón gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
5.- Asaha (téra). Ou azahar  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
6.- Asuka (téra). Ou azúcar gui,  ha upévante avei he’ise guaraníme.

– Ch –

7.- Cháko (téra). Ou chaco gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
8.- Chavurro (téra). Ou burro gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
9.- Chéke (téra). Ou cheque gui, ha upévante avei he’ise guaraníme. Ikatu avei jaiporu teraykegua ramo, ja’éramo: py chéke.  
10.- Chicharö (téra). Ou chicharrón gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
11.- Chichä (téra). Ou chinche gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
12.- Chóke  (téra). Ou choque gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
13.- Chúra (téra). Ou achuras gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.Castellano oheja ohóvo ko ñe’ë; ko’äga oje’e: “menudencias”.


– E –

14.- Ensuguy. Moköi karaiñe’ë: “en” ha “su” oñembojoaju peteï ñe’ë guaraníre: “guy”, oiko haguã ko ñe’ë he’iséva: tapicha ijapeguypeguáva; hipócrita karaiñe’ëme.

– G –

15.- Guéi (téra). Ou buey gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
16.- Guéno (i) (ñe’ëtéva). Ou bueno gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
17.-Guéro (i) (ñe’ëtéva). Ou huero gui, ha guaraníme he’ise: tupi’a ojeharúva, ojave’ÿtamava ha avei mba’e ndoikomo’ävéimava.

– H –

18.- Hácha, (téra). Ou hacha gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
19.- Hachea (a), (ñe’ëtéva). Ou hachear gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
20.- Hasa (a) (ñe’ëtéva). Ou  pasar  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
21.- Hovéro (téra ykegua). Ou overo  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
22.- Hundi (a) (ñe’ëtéva). Ou fundir, hundir  gui,  ha guaraníme he’ise: opa, okañy, omano, térä ojeperde peteï mba’e.

– I –

23.- Ilílla (téra). Ou castellano yma gui; ililla gui; ko’äga upe ñe’ëme oje’e chupe: clavícula
24.-Isípula (téra). Ou erisipela  gui ha upévante avei he’ise guaraníme.

– J –

25.- Jagarra (a) (ñe’ëtéva). Ou agarrar  gui,  ha upévante avei he’ise guaraníme, jepe ramo yvypóra upe ojapyhýva. Karaiñe’ëme mymba ojapyhýrönte jaiporu kuaa.
26.- Jahoga (a) (ñe’ëtéva). Ou ahogar  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
27.- Jalea (a) (ñe’ëtéva). Ou álea gui, suerte gui,  ha guaraníme he’ise: hesäi jeýva téra opu’ä jeýva ohóvo.
28.-Jevale (a) (ñe’ëtéva). Ou valerse de  gui ha upévante avei he’ise guaraníme.
29.-Jevolea (a) (ñe’ëtéva). Ou kastilla ymágui, volear  gui,  ha guaraníme he’ise: ñembojere. Ñambohasávo karai ñe’ëme ja’eva’erä: me doy vueltas. Ojeporuramo     “-je-“ ‘ÿ rehe: a-volea, he’ise: ambotavy.

– K –

30.- Kachása, (téra). Ou cachaza gui ha guaraníme he’ise avei upéva: guarápo,  ha ojeporu avei oje’e haguä tapicha avale’ÿva ha mba’e ratykue imombopyräva.  
31.-Kamisa, (téra). Ou camisa gui ha upévante avei he’ise guaraníme.
32.- Kaluka, (a), (ñe’ëtéva). Ou caducar gui ha upévante avei he’ise guaraníme.
33.- Karra (a), (ñe’ëtéva). Ou carraspear gui ha upévante avei he’ise guaraníme.
34.- Karácha,  (téra). Ou caracha gui ha upévante avei he’ise guaraníme.
35.- Kate, (téra ykegua). Ou categoría gui; ko ñe’ë oñehu’ätrosa oje’e haguä: alto nivel social  guaraníme, ha he’ise avei: oñemonde poräva. Tmb. kuña kate.
36.-Kasö, (téra). Ou castellano ymágui, calzón  gui. Karai ñe’ëme ko’äga oje’e: pantalón,  ha upévante avei he’ise guaraníme.
37.- Kavaju, (téra). Ou caballo gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
38.- Kavara, (téra). Ou cabra  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
39.- Kesu, (téra). Ou queso gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
40.- Kirito, (téra). Ou Cristo  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
41.- Kochésa, (téra). Ou cosecha gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
42.-Kochö, (téra). Ou colchón gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
43.- Koli, (téra). Ou colita  gui; péva oñehu’ätrosa guaraníme oje’e haguä: huguai’ÿva téra huguái mbykýva: Karaiñe’ëme he’ise: huguái po’íva térä michïva.
44.- Komáyre, (téra). Ou comadre gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
45.- Komi, (téra). Ou comisario ñehu’äkytïgui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
46.- Kora, (téra). Ou corral  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
47.- Korapy, (téra). Ou kora ryepýgui, ha karai ñe’ëme he’ise: patio.
48.- Korasö,  (téra). Ou corazón gui ha upévante avei he’ise guaraníme.
49.- Korö, (téra). Ou cordón gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
50.- Kosereva,  (téra). Ou conserva gui, péro guaraníme nde’iséi upéva. Ko ñe’ëme he’ise mahe’ë ojejapóva apepúgui, oñembojýva ipirépe voi, ha ikatuva avei ojejapo ambue yvágui.   
51.- Kosina, (téra). Ou cocina gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
52.- Kuchára, (téra). Ou cuchara gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
53.- Kuratü, (téra). Ou castellano ymágui, culantro gui. Ko’äga upe kóga héra cilandro karai ñe’ëme, ha upévante avei he’ise guaraníme.
54.- Kurusu, (téra). Ou cruz gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
– L –

55.- Luisö, (téra). Ou lobizón  gui, ha upevante avei he’ise guaraníme: jaguaü gua’u.

– M –

56.- Machéte, (téra). Ou machete gui, ha upevante avei he’ise guaraníme.
57.- Machetéro,a (téra). Ou  machetéro,a  gui, ha upevante avei he’ise guaraníme.
58.- Malisia (a) (ñe’ëtéva). Ou  malicia  gui, ha katu guaraníme nde’iséi upéva. “Amalisia” ja’érö, ja’eñaína: ahetünunga, aimo’ä oikóne hague. Ñambohasávo karaiñe’ëme jaiporuva’erä hendápe: sospechar.
59.- Maïna, (téra). Ou  madrina gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
60.- Merö, (téra). Ou melón  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
61.- Mesa, (téra). Ou mesa gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
62.- Mongora (a),(ñe’ëtéva).Ou “mbo-kora” gui  ha karai ñe’ême he’ise: acorralar

– Mb –

63,. Mbiru (téra). Ou virus  gui, ha guaraníme he’ise: avati ha ambue kóga mba’asy.                                                                                                             
64.- Mbiru’a (téra). Ou viruela  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
65.-Mbokurusu (a), (ñe’ëtéva).Oiko “mbo” ha kurusu (cruz) joajúgui, ha karai ñe’ëme he’ise: ponerle la cruz.
66.- Mbovosa (a), (ñe’ëtéva). Ou embolsar  gui,  ha upévante avei he’ise guaraníme.
67.- Mburika, (téra). Ou borrica  gui, ha katu guaraníme nde’iséi: asno, burro. He’ise: mula  ha avei opaichagua mymba ha ka’avo huguy jehe’áva: híbrida, injertada.
68.- Mbusia, (téra). Ou morcilla  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.

– NT –

69.- Ntende (a), (ñe’ëtéva). Ou entender  gui,  ha upévante avei he’ise guaraníme.

– Ñ –
70.- Ñeapintona (a) (ñe’ëtéva).  Ou apintonar gui, ha jepe ramo guaraníme ikatu ja’e: ka’uvy, pichoro, savaypo, ñane ñe’ë poruharakuéra ogueroike avei kóva ko ñe’ë.
71.-Ñekarama,(a) (ñe’ëtéva). Ou encaramarse gui ha ja’e kuaa amo jepe guaraníme: jejapyhy, jejapokói, ñe’ëngarakuéra oiporumeme ko ñe’ë pyahu.  Ñambohasávo karai ñe’ëme ja’eva’erä: asir, aferrarse a algo.

– O –

72.- Ovecha, (téra) Ou  oveja  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
73.- Ovetä, (téra). Ou  óga haventana  gui: oñehu’äkytï moköivéva oiko haguä ko ñe’ë. Ñepyrurä ohero “óga ventana” ha upéi ojepyso opaichaguápe.

– P –

74.- Pa'i (téra). Ou  padre  ñehu’äkytï  ha “‘i”gui, ha katu guaraníme nde’iséitúva” ni “michïva”. He’ise: sacerdote, oje’égui avei“padre” sacerdote pe.
75.- Paíno (téra). Ou padrino  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
76.- Patula (téra). Ou espátula gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
77.- Perö (téra). Ou  pelón, pelado gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.

– R –

78.- Rambosa (a) (ñe’ëtéva). Ou almorzar  gui, ha katu guaraníme nde’iséi upéva, he’ise pe karai ñe’ëme oñembohérava: desayunar.

– S –

79.- Sái (téra). Ou castellano ymágui, sayal  gui. Upérö la kuña aópe oje’e upéicha ha ko’äga castellano pe oje’e chupe: vestido.  Ha upéva avei he’ise guaraníme: kuña ao.
80.- Sandia (téra). Ou sandía gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
81.- Santoro (i) (ñe’ëtéva). Ou santo  gui, ha oñembojoapy hese “ro”. Guaraníme he’ise: tapicha heko aiguéva, huguy’ÿva hapichápe, iróva.
82.- Sapatu (téra). Ou zapato  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
83.- Sarapïu (téra). Ou sarampión  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
84.- Savana (téra). Ou sábana  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
85.- Sevói  (téra). Ou cebolla  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.


– T –

86.- Tirísia (téra). Ou  ictericia  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
87.- Topa (a) (ñe’ëtéva). Ou castellano ymágui, topar  gui, ojeporu haguéicha yma, ha guaraníme he’ise: juhu. Ñambohasa jeývo karai ñe’ëme ñamoïva’erä: encontrar ndohovéima rupi hese  “topar”.   
88.- Topeta (a) (ñe’ëtéva). Ou topetar gui ha guaraníme he’ise: jejoso, ñetïkutu hese. Tmb. Ajetopeta hese. Ñambohasávo karai ñe’ëme ñamoïva’erä: chocar, pórke
 Topetar”  ndohovéima hese.

– V –

89.- Vaka  (téra). Ou vaca  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
90.- Vakapi (téra). Ou vaka pirégui. Karai ñe’ëme: cuero de vaca.
91.- Vale (a) (ñe’ëtéva). Ou valer  gui,  ha upévante avei he’ise guaraníme. Ijaveguakuéra ñane ñe’ëme hína: katupyry (i); ta’eve, ra’eve, ha’eve (che), pyapy (i). Ñambohasávo karaiñe’ëme ikatu ja’e: habilidoso, diestro, pragmático.
92.- Vela (o) (ñe’ëtéva). Ou  helar  gui, caer helada, escarchar,  ha upévante avei he’ise guaraníme.
93.- Vende (a) (ñe’ëtéva). Ou  vender  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
94.- Vichea (a) (ñe’ëtéva). Ou  vichear  gui, ha guaraníme he’ise: maña mbuku térä maña ñemi mávare térä mymba rehe. 
95.- Vícho (téra). Ou  bicho  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
96.- Volícho (téra). Ou  boliche  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
97.- Vosa (téra). Ou  bolsa  gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
98.- Votö (téra). Ou  botón gui, ha upévante avei he’ise guaraníme.
99.- Výro, výra  (i)  (ñe’ëtéva). Ou  burro/a  gui, ha katu guaraníme nde’iséi iñakänéva, sino heko tavýva, (sonzo) imba’ereroviaitéva, ikatúva ñambotavy oimeháicha.
100.- Vyrésa (téra). Ou  výro  ha  karai  ñe’ëmegua  ñe’ë  pehë ipahaguáva “-esa”  gui. Péicha guarani ombohéra  mba’e  iñimportante’ÿva, tuicha mba’e’ÿva. Karai ñe’ëme ñambohasávo ñamoïva’erä: soncera.

Iporäva  jaikuaa.
        Ko’ä 100 ñe’ë  ápe hysýiva, ojeporavo heta apytégui. Ojereroike pype ñe’ë oiporúva guarani achegety tujánte, oreko’ÿva gueteri D, F, LL ha avei oñepehe’äva ko’äga ojejapohaichaiténte. Ajeve ramo, äva ikatúma  jagueroike guarani paraguái ñe’ëndýpe. 
                                                         Tadeo Zarratea
                                                         Ñe’ë Rerekuára








                      Asunción, 29 de abril de 2018
Señor
Lic. Carlos Paublino Ferreira Quiñonez
Presidente de la Academia de la Lengua Guaraní
Ciudad
        
         Tengo a bien dirigirme a usted y por su intermedio al pleno del colegiado de la Academia de su digna presidencia, en mi carácter de Académico de Número de la Academia de la Lengua Guaraní, a fin de presentarles la propuesta de incorporación formal de las primeras cien palabras provenientes de la lengua castellana al caudal  lexical de la lengua guaraní.

Estas palabras fueron transfonetizadas por el pueblo hablante del guaraní a lo largo de varios siglos, para ser  usadas en el guaraní hablado por el pueblo paraguayo. Por tanto, ya se hallan incorporadas oralmente al léxico del guaraní paraguayo y son, actualmente, de uso corriente.

La incorporación oficial de estas palabras al léxico del idioma hará crecer a nuestra lengua, porque ampliará su vocabulario y la enriquecerá con los préstamos adaptados a su fonética. Además, facilitará el uso normal por los hablantes y escribientes que, mediante medidas como éstas,  irán superando sus dudas y recelos, para ganar  seguridad y confianza en el uso de su lengua.

Una de las tareas encomendadas a nuestra Academia por la ley de lenguas es la de engrandecer al  idioma, y la incorporación de los hispanismos es uno de los medios más eficaces previstos por  la ley para el efecto.

Estoy convencido de que la inclusión formal de estas primeras 100 palabras al léxico del idioma guaraní, causará impacto en la población y dará señales de que  nuestra Academia existe, funciona, y responde a los fines que le asignó la ley en el momento de su creación.

Una política lingüística de admisión gradual de los hispanismos favorecerá al esfuerzo pedagógico de promoción de la lengua y aprovechará eficientemente los recursos financieros destinados por el Estado a la educación bilingüe.

Cabe señalar además, que este mecanismo es uno de los medios más eficaces para encaminar ordenadamente al guaraní escolar hacia el guaraní paraguayo, que es a donde debe llegar el esfuerzo escolar, para evitar que se profundice la división existente actualmente entre el guaraní  artificialmente  purificado y el guaraní de uso corriente  y normal con el que se comunican nuestros compatriotas.

Es preciso que nuestra Academia se constituya en la  institución rectora del idioma guaraní. Por ello le pido, al señor Presidente, que gire este proyecto al Departamento de lexicología y terminología a fin de que produzca dictamen y luego se sirva someter al Pleno del Colegiado para su aprobación.

Atentamente.
        Académico Tadeo Zarratea


Lista de los 100 hispanismos más usuales, transfonetizados e incorporados en forma oral al guaraní paraguayo, cuya  inclusión formal al patrimonio lexical del guaraní, solicito.

– A –

1.- Ahógo (nombre o sustantivo). Proviene del castellano antiguo, de la palabra ahogo y tiene en guaraní el mismo significado. Actualmente dicha enfermedad se denomina en castellano “asma”.
2.- Amenáso (nombre). Proviene de amenaza, y en guaraní significa: “mal tiempo, amenaza de lluvia”. 
3.- Aramboha (nombre). Proviene de almohada  y tiene igual significado en guaraní, reconoce como sinónimo a la palabra guaraní akängyta, pero los hablantes acuñaron igual esta palabra.
4.- Aramirö (nombre). Proviene de almidón  y tiene igual significado en guaraní.
5.- Asaha (nombre). Proviene de azahar  y tiene igual significado en guaraní.
6.- Asuka (nombre). Proviene de azúcar y tiene igual significado en guaraní.

– Ch –

7.- Cháko (nombre). Proviene de chaco y tiene igual significado en guaraní.
8.- Chavurro (nombre). Proviene de burro y tiene igual significado en guaraní.
9.- Chéke (nombre). Proviene de cheque y tiene igual significado en guaraní. También oficia de adjetivo como en: py chéke, pie varo.  
10.- Chicharö (nombre). Proviene de chicharrón y tiene igual significado en guaraní.
11.- Chichä (nombre). Proviene de chinche y tiene igual significado en guaraní.
12.- Chóke  (nombre). Proviene de choque y tiene igual significado en guaraní.
13.- Chúra (nombre). Proviene de achuras y tiene igual significado en guaraní. Esta palabra es virtual arcaísmo en el castellano actual a cuyo sinificante se le denomina mas bien “menudencias”.

– E –

14.- Ensuguy.(adjetivo). Proviene de dos palabras castellanas “en” y “su” y otra guaraní: “guy”. Literalmente significa “en su debajo”; hipócrita

– G –

15.- Guéi (nombre). Proviene de buey y tiene igual significado en guaraní.
16.- Guéno (i) (verbo). Proviene de bueno y tiene igual significado en guaraní.
17.-Guéro (i) (verbo). Proviene de huero y en guaraní significa huevo frustrado, no empollado y también acto fallido, frustrado.

– H –
18.- Hácha, (nombre). Proviene de hacha y tiene igual significado en guaraní.
19.- Hachea (a), (verbo). Proviene de hachear  y tiene igual significado en guaraní.
20.- Hasa (a) (verbo). Proviene de pasar  y tiene igual significado en guaraní.
21.- Hovéro (adjetivo). Proviene de overo  y tiene igual significado en guaraní.
22.- Hundi (a) (verbo). Proviene de fundir, hundir  y en guaraní significa: perder algo, matar, frustrar algún proyecto.

– I –

23.- Ilílla (nombre). Proviene del  castellano antiguo, de: ililla; arcaísmo sustituido en castellano por la palabra: clavícula
24.-Isípula (nombre). Proviene de erisipela  y tiene igual significado en guaraní.

– J –

25.- Jagarra (a) (verbo). Proviene de agarrar, y en principio tiene igual significado en guaraní, pero en esta lengua significa indistintamente: asir, tomar, empuñar.
26.- Jahoga (a) (verbo). Proviene de ahogar  y tiene igual significado en guaraní.
27.-Jalea (a) (verbo). Proviene de álea, suerte, y en guaraní significa: enfermo convaleciente; paciente con mejoría.
28.-Jevale (a) (verbo). Proviene de “valerse de”  y tiene igual significado en guaraní.
29.-Jevolea (a) (verbo). Proviene del castellano antiguo, de volear, y en guaraní significa: darse la vuelta. Usando sin la “Je” inicial significa: dar vueltas, enredar, engañar. Ej. a volea, che volea.

– K –

30.- Kachása, (nombre). Proviene de cachaza y tiene en guaraní el mismo significado de guarapo, pero por extensión también el de persona o cosa inservible.
31.- Kamisa, (nombre). Proviene de camisa y tiene igual significado en guaraní.
32.- Kaluka, (a), (verbo). Proviene de caducar y tiene igual significado en guaraní.
33.- Karra (a), (verbo). Proviene de carraspear y tiene igual significado en guaraní.
34.- Karácha,  (nombre). Proviene de caracha y tiene igual significado en guaraní.
35.-Kate, (adjetivo). Es apócope de la palabra categoría, de la cual proviene y significa alto nivel social. También se dice de la persona bien vestida. Ej. kuña kate.
36.-Kasö, (nombre). Proviene de calzón, del castellano antiguo. Arcaísmo sustituido por la palabra pantalón y tiene igual significado en guaraní.
37.- Kavaju, (nombre). Proviene de caballo, y tiene igual significado en guaraní.
38.- Kavara, (nombre). Proviene de cabra  y tiene igual significado en guaraní.
39.- Kesu, (nombre). Proviene de queso y tiene igual significado en guaraní.
40.- Kirito, (nombre). Proviene de Cristo  y tiene igual significado en guaraní.
41.- Kochésa, (nombre). Proviene de cosecha y tiene igual significado en guaraní.
42.-Kochö, (nombre). Proviene de colchón y tiene igual significado en guaraní.
43.-Koli, (nombre). Apócope de colita, palabra de la cual proviene, pero en guaraní significa “sin cola o cola chota”.
44.- Komáyre, (nombre). Proviene de comadre y tiene igual significado en guaraní.
45.- Komi, (nombre). Apócope de comisario, palabra de la cual proviene y tiene igual significado en guaraní.
46.- Kora, (nombre). Proviene de corral  y tiene igual significado en guaraní.
47.-Korapy, (nombre). Proviene de corral más el morfema guaraní –py, interior. Significa el interior de un corral; patio.
48.- Korasö,  (nombre). Proviene de corazón y tiene igual significado en guaraní.
49.- Korö, (nombre). Proviene de cordón y tiene igual significado en guaraní.
50.- Kosereva,  (nombre). Proviene de conserva pero en guaraní no significa lo mismo, sino dulce o mermelada agridulce cocinada en la misma cáscara de la naranja agria u otras frutas silvestres.
51.- Kosina, (nombre). Proviene de cocina y tiene igual significado en guaraní.
52.- Kuchára, (nombre). Proviene de cuchara y tiene igual significado en guaraní.
53.-Kuratü,(nombre).Proviene de culantro, del castellano antiguo; arcaísmo sustituido por la palabra cilandro en el castellano actual. En guaraní tiene igual significado.
54.- Kurusu, (nombre). Proviene de cruz y tiene igual significado en guaraní.

– L –

55.- Luisö, (nombre). Proviene de lobizón  y tiene igual significado en guaraní; es decir: “lobo mitológico”.

– M –

56.- Machéte, (nombre). Proviene de machete y tiene igual significado en guaraní.
57.- Machetéro, (nombre). Proviene de machetéro,a y tiene igual significado en guaraní.
58.- Malisia (a) (verbo). Proviene de malicia  pero en guaraní no significa eso. En esta lengua, cuando se dice: “Amalisia” se esta diciendo: desconfío, sospecho, creo que.
59.- Maïna, (nombre). Proviene de  madrina y tiene igual significado en guaraní.
60.- Merö, (nombre). Proviene de melón  y tiene igual significado en guaraní.
61.- Mesa, (nombre). Proviene de mesa y tiene igual significado en guaraní.
62.- Mongora (a), (verbo). Deriva de corral. Se forma con “mbo” “mo”, morfemas de la voz coactiva del verbo guaraní y el hispanismo “kora”. Se traduce al castellano con la palabra “acorralar” y tiene igual significado en guaraní.

– Mb –

63.- Mbiru (nombre). Proviene de virus  y en guaraní significa “enfermedad del maíz y de otros cultivos”.                                                                                                             
64.- Mbiru’a (nombre). Proviene de viruela  y tiene igual significado en guaraní.
65.- Mbokurusu (a), (verbo). Se forma con la unión del morfema guarani “mbo” y del hispanismo kurusu (cruz). Al traducir al castellano significa: ponerle la cruz.
66.- Mbovosa (a), (verbo). Se forma con la unión del morfema guarani “mbo” y del hispanismo vosa, bolsa. En castellano significa: embolsar e igual en guaraní.
67.- Mburika, (nombre). Proviene de borrica, pero en guaraní no significa: asno, burro, sino: mula. También se aplica esta palabra a  todo animal híbrido, mixigenado y a todo vegetal injertado.
68.- Mbusia, (nombre). Proviene de morcilla y tiene igual significado en guaraní.  

– NT –

69.- Ntende (a), (verbo). Proviene de entender  y tiene igual significado en guaraní.   

– Ñ –
70.- Ñeapintona (a) (verbo).  Proviene de apintonarse  y en guaraní reconoce varios sinónimos, tales como: ka’uvy, pichoro, savaypo; pero los hablantes incorporaron este hispanismo.
71.-Ñekarama, (a)(verbo). Proviene de encaramarse, en el sentido de asir, agarrarse, aferrarse a algo. Reconoce varios sinónimos en guaraní, tales como: jejapyhy, jejapokói, pero los hablantes acuñaron este hispanismo.

– O –

72.- Ovecha, (nombre) Proviene de oveja y tiene igual significado en guaraní.    
73.- Ovetä, (nombre). Se forma con “o-“, apócope de óga  y “vetä”, transfonetización de ventana. Literalmente significa “ventana de casa” pero se ha extendido a todo tipo de ventana.

– P –

74.- Pa'i (nombre). Se forma con “pa”, apócope de padre y el morfena sufijo “-’i”, que señala el diminutivo en guaraní. Literalmente: padrecito. Pero no debe aplicarse al padre de una persona ni de una obra sino al sacerdote católico o al líder espiritual de la religión guaraní.
75.- Paíno (nombre). Proviene de padrino  y tiene igual significado en guaraní.
76.- Patula (nombre). Proviene de espátula y tiene igual significado en guaraní.
77.- Perö (adjetivo). Proviene de pelón, pelado y tiene igual significado en guaraní.

– R –


78.- Rambosa (a) (verbo). Proviene de almorzar  pero no significa eso en guaraní, lengua en la cual significa: desayunar.

– S –

79.- Sái (nombre). Proviene de sayal, palabra que designaba a la principal ropa de la mujer en el castellano antiguo. Este arcaísmo se halla sustituido por la palabra vestido en el castellano actual y su correspondiente en guaraní es sái.
80.- Sandia (nombre). Proviene de sandía y tiene igual significado en guaraní.
81.- Santoro (i) (verbo). Se forma con la palabra castellana “santo” y el adjetivo calificativo guaraní “ro”, amargo. Significa: persona desagradable, antipática.
82.- Sapatu (nombre). Proviene de zapato  y tiene igual significado en guaraní.
83.- Sarapïu (nombre). Proviene de sarampión  y tiene igual significado en guaraní.
84.- Savana (nombre). Proviene de sábana  y tiene igual significado en guaraní.
85.- Sevói  (nombre). Proviene de cebolla  y tiene igual significado en guaraní.

– T –

86.- Tirísia (nombre). Proviene de  ictericia  y tiene igual significado en guaraní.
87.- Topa (a) (verbo). Proviene del verbo topar, cuya acepción cambió en castellano, en la cual fue sustituida por la palabra encontrar. Reconoce en guaraní como sinónimo la palabra “juhu”, pero los hablantes usan hoy día hasta con preferencia la expresión “atopa” en vez de “ajuhu”, para decir “lo encontré”.
88.- Topeta (a) (verbo). Proviene de topetar, pero es usada casi en exclusividad en voz pasiva, anteponiéndole el mesofijo “je”  para formar la palabra “a-je-topeta”, que significa: choqué, me ensarté, embestí.  Ej. Ajetopeta hese, lo embestí.

– V –

89.- Vaka  (nombre). Proviene de vaca  y tiene igual significado en guaraní.
90.- Vakapi (nombre). Se forma con el hispanismo “vaka” y “pi”, apócope de la palabra guaraní “pire”, piel, cuero. Significa: cuero de vaca.
91.- Vale (a) (verbo). Proviene de valer  y tiene igual significado en guaraní. Reconoce en guaraní sinónimos como: katupyry (i); ra’eve, ha’eve (che), pyapy (i). Puede traducirse como: habilidoso, diestro, inteligente.
92.- Vela (o) (verbo). Proviene de helar, caer helada, escarchar y tiene igual significado en guaraní.
93.- Vende (a) (verbo). Proviene de vender  y tiene igual significado en guaraní.
94.- Vichea (a) (verbo). Proviene del castellano rio platense bichear  y significa en guaraní: pizpar, controlar (sin ser visto) a personas o  animales. 
95.- Vícho (nombre). Proviene de bicho  y tiene en guaraní el mismo significado de: algun animal inferior.
96.- Volícho (nombre). Proviene de boliche  y en guaraní significa: almacén, puesto de venta.
97.- Vosa (nombre). Proviene de bolsa  y tiene igual significado en guaraní.
98.- Votö (nombre). Proviene de botón y tiene igual significado en guaraní.
99.- Výro, výra  (i)  (verbo). Proviene de burro/a  pero en guaraní no es significante de dicho animal ni de su metáfora “ignorante”. Su significado es: ingenuo, sonzo, cretino. 
100.- Vyrésa (nombre). Se forma con el apócope del hispanismo “vyro” y el morfema sufijo castellano “-esa”. En guaraní significa: nimiedades, sonceras, cosas o hechos sin importancia.

Es importante saber
         Que estos 100 hispanismos iniciales de la lista fueron escogidos de entre muchos otros. Fueron  incluidos  en  ella solamente  palabras que se escriben con el alfabeto guaraní antiguo, usado antes de la inclusión de las letras D,F, y LL. También estas palabras mantienen el sistema de sílabas directas del guaraní. Por tanto, corresponde la incorporación de las mismas al léxico del guaraní paraguayo.

                                                               Tadeo Zarratea
                                                                  Académico