Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

sábado, 11 de enero de 2020

Diferendo


Estimados amigos Susy, Gregorio y Tadeo:

Los felicito a los tres por la manera en que han sabido resolver este diferendo, como lo llama Gregorio, con honestidad, franqueza y buena voluntad. A los tres los considero mis amigos y los animo a que sigan trabajando juntos por la causa que los une y que es más grande que cada uno de nosotros: el guaraní. Me enorgullece su amistad. Los admiro a los tres como personas y como escritores.   

Un fuerte abrazo con mis mejores deseos para el 2020. 

                                                     José Luis Iturrioz
                                         Universidad de Guadalajara, Jalisco, México

IV ENCUENTRO DE LITERATURAS EN LENGUAS INDÍGENAS


Guadalajara, México, 6-9 de diciembre de 2019
         Ponencia del Prof. Dr. Tadeo Zarratea sobre la Lengua Guaraní del Paraguay y la poeta guaraní galardonada: Susy Delgado
Señoras y señores:
Maitei rory opavavetépe. Tapendepyhare poräite. Un cordial saludo a todos  y que tengan una noche muy buena.
Tengo el deber de agradecer, en primer lugar, al Jurado que en este año ha honrado con este premio a la Lengua Guaraní del Paraguay, junto con otras lenguas; en nuestro caso, a través de la muy exquisita poeta guaraní doña Susy Delgado. Luego, debo agradecerles también por esta oportunidad que me brindan habilitándome este espacio para dar a conocer algo sobre mi lengua materna, su dilatada historia, su presente cargado de vitalidad  y su promisorio futuro.
La lengua Guaraní, como todas las lenguas originarias del continente americano, encierra un mundo cultural muy rico. Es una lengua polisintética y aglutinante que, según nuestros sondeos, tendría más de 5.000 años de sedimentación cultural, a juzgar por la disposición muy regular, casi matemática, de sus elementos morfosintácticos. Su sólida estructuración le ha permitido sortear con éxito los siglos de sometimiento al coloniaje. Hoy, después de tantas persecuciones y marginamiento, resulta ser la única lengua indígena asumida por un pueblo no indígena en toda América. Ese pueblo es el paraguayo, originado en el mestizaje hispano-guaraní en el año 1.536, hecho histórico que hace  de nosotros, los mestizos más antiguos de América.-
Entre las muchas medidas políticas y sociales adoptadas por los gobiernos coloniales de América para eliminar sus lenguas, la lengua Guaraní ha sufrido una muy especial: le han cambiado casi la totalidad de su pueblo hablante, que era el pueblo guaraní de la parcialidad karió, que fue fagocitado  por el mestizaje y sustituido por un nuevo pueblo, integrado por el mestizo hispano-guaraní; pero la lengua emigró sin moverse de su propio suelo y se instaló en la garganta de los sucesores. El hecho fue delatado en la década de 1.780 por don Félix de Azara. Este cartógrafo y antropólogo español, comisionado al Paraguay, dejó escrito en sus memorias cuanto sigue:  “Aquí en el Paraguay, ya ni los viejos españoles hablan la lengua castellana; hasta para hablar entre ellos prefieren el guaraní”.  El caso de esta lengua fue calificado por el prominente pensador uruguayo Eduardo Galeano como: la única lengua vencida que se impuso a su propio vencedor.
Desde entonces y hasta hoy  el guaraní sigue siendo la lengua usada por la mayoría del pueblo paraguayo, que la usa en el contexto de una cultura europea, socialmente organizada en familias nucleares y de una economía capitalista ferviente acumuladora de bienes. A esta población que llamamos paraguaya debe sumarse seis parcialidades indígenas que las usan también, pero en el marco de sus culturas propias, tribales, conservando la religión guaraní, el sistema social de vida comunitaria y el sistema económico de no acumulación de bienes. Estos pueblos indígenas usan dialectos de la misma lengua, pero son variedades idiomáticas diferentes del guaraní de los paraguayos, y también diferentes de los que hablan las otras parcialidades pertenecientes a la misma familia lingüística dentro del país.
  El estudio y la documentación científica del guaraní fue, presumiblemente,  uno de los más tempraneros en América, dado que en 1640 ya fue dado a la estampa, en una imprenta de Madrid, su primer diccionario denominado “Tesoro de la Lengua Guaraní”, su primera gramática, el catecismo en guaraní  y un cuarto libro, todos escritos por el sacerdote jesuita Antonio Ruiz de Montoya. De entonces a hoy son innumerables los libros escritos sobre los diversos aspectos de esta lengua.
Por suerte el sistema educativo colonial en el Paraguay fue muy endeble y de pedagogía equivocada, hechos éstos que imposibilitaron el cambio de  lengua del pueblo paraguayo, como era el propósito de sus colonizadores. La enseñanza del castellano fracasó. Al finalizar el sistema colonial, cuando el país logró su independencia política en 1811, más del 95% de la población paraguaya hablaba solamente guaraní, pero la cultura colonialista impidió que se aprovechara la oportunidad  de instalarla como lengua oficial del Estado. En caso de haberse hecho así, el Paraguay hubiera sido el único país de América con lengua propia, no europea. Pero el Estado optó por la lengua castellana y la tuvo como única lengua oficial durante los primeros 181 años de su vida independiente. Recién en la Convención Nacional Constituyente de 1992 el Estado paraguayo se declaró bilingüe castellano/guaraní.
Actualmente el guaraní paraguayo, que así se llama la variedad hablada por los de cultura mestiza, baña todo el territorio nacional. Esta variedad  no está localizada ni enquistada territorialmente, ni reconoce estratos sociales, porque permea a toda la sociedad nacional. Sin embargo tiene estatus social  de lengua minoritaria. Es como una población mayoritaria minorizada.
Pese a estas situaciones sociales, lingüísticas y políticas, con rango constitucional de lengua oficial del Estado inclusive, los Poderes políticos  cayeron en desidia después de la oficialización del guaraní. Tardaron más de 18 años en dictar la ley reglamentaria para  poner en práctica las declaraciones constitucionales. En el año 2010 fue dictada, por fin, la Ley de Lenguas, la cual  realiza 3 aportes importantes: 1) Reconoce los derechos lingüísticos de las personas, tanto de los miembros de la comunidad nacional como los de las minorías culturales. 2) Crea la Secretaría de Políticas Lingüísticas, con rango de Ministerio del P.E., para proteger tanto a las lenguas oficiales como a todas las lenguas habladas por comunidades minoritarias de lenguas diferentes asentadas en el territorio nacional y 3) Crea la Academia de la Lengua Guaraní, como entidad privada de servicio público, con facultades para resolver los problemas internos de la lengua. Esta Academia estableció el 9 de diciembre de 2015 el alfabeto oficial del guaraní paraguayo. Aprobó también  en el año 2018 una gramática fundamental con carácter oficial y, actualmente se halla avocada a la elaboración del diccionario oficial. Últimamente tomó la resolución de incluir al léxico del idioma un total de 135 palabras castellanas, algunas transfonetizadas y otras no modificadas que fueron admitidas como préstamos directos. Para instalar y mantener la institucionalidad, esta Academia  de 30 miembros toma resoluciones observando estrictamente las normas de la ley de lenguas y de sus propios estatutos.  
Desde el año 1992, año de su oficialización, al día de hoy el guaraní ha avanzado bastante en cuanto a su uso en la esfera pública y en los medios de comunicación social. Actualmente los Congresistas ya lo usan con frecuencia durante sus intervenciones formales en las sesiones del Parlamento, pero hasta la fecha dictan las leyes solo en castellano; no lo hacen en ambas lenguas oficiales del Estado, y esto, en abierta violación de la Constitución Nacional que constituye un Estado bilingüe. La prensa escrita sigue virtualmente monolingüe pero siempre aparecen salpicadas y hasta algunos artículos en guaraní. Es un hecho, que en los medios orales, el uso del guaraní ha avanzado mucho más que en los medios escritos, porque esta lengua ha sido ágrafa desde siempre.
Los desafíos que tenemos los paraguayos de hoy en cuanto a nuestro bilingüismo son, en esencia, dos: estatalizar el guaraní y lograr que el educando, al concluir el nivel medio, sea ya bilingüe coordinado castellano/guaraní. Necesitamos acabar con la diglosia actual que hace al guaraní dependiente del castellano. Debemos abocarnos al objetivo de tener ciudadanos que entienden, hablan, leen y escriben en guaraní como en castellano y con competencia lingüística en ambos idiomas. Hoy día todo el pueblo habla en guaraní pero escribe solo en castellano, y cuando habla en castellano traduce su pensamiento desde el guaraní. Por todo esto, el caso lingüístico  del Paraguay no es fácil. Pero existen avances muy significativos.
Un capítulo desagradable pero al cual debo referirme necesariamente para completar este breve panorama, es el fracasado plan de educación bilingüe, hoy suspendido por causa de los errores cometidos, primero en cuanto al modelo de lengua a ser enseñada. En ambos idiomas la enseñanza se realiza sobre modelos de lengua  equivocados. pero es más visible en el guaraní.  A estos errores se suman los desatinos pedagógicos y las trabas, nunca ausentes, que ponen los pedagogos partidarios del monolingüismo castellano, que sin miramiento alguno desacatan la Constitución y las leyes para imponer sus criterios colonialistas.

Aspecto literario.
El guaraní ha sido lengua ágrafa como todas las lenguas de América, hecho que determinó la aparición tardía de su literatura. Y, como es de conocimiento de este ilustrado público, las lenguas se internan en la literatura comenzando por el género poético, luego de buen tiempo produce teatro para avanzar posteriormente  hacia la narrativa, cultivando por su orden la fábula, el cuento de ficción, la novela y finalmente el ensayo. En este orden, el guaraní paraguayo comenzó con la poesía al finalizar la época colonial con la aparición de los primeros poemas líricos que escaparon a la censura de la iglesia católica, especie a la cual se le sumó pronto el género épico. El primer himno nacional del Paraguay fue cantado en guaraní; luego fue traducido pobremente al castellano y prohibido el original. Después de más de cien años del cultivo de la poesía, apareció el teatro guaraní en la década del 20 del siglo pasado, con el dramaturgo Julio Correa. Por su parte, la narrativa de ficción ( el Cuento) apareció en la década del 70 del siglo pasado de la mano de Carlos Martínez Gamba,  y la novela nació conmigo, con mi novela Kalaíto Pombéro, en 1981. 
Por ahora le falta el Ensayo, género literario para cuya producción,  nuestra escritora aquí presente, la galardonada Susi  Delgado, viene instando permanentemente a los escritores, organizando anualmente concursos literarios de Ensayo.
Susy Delgado
Sobre la personalidad poética de Susy Delgado me limitaré a reproducir lo que digo acerca de su labor poética en mi libro titulado: “LA POESÍA GUARANÍ DEL SIGLO XX. Galería de 22 poetas de la lengua”, publicada en el año 2013. En este libro sostengo que: “Decir de Susy Delgado, que es una consumada poeta bilingüe porque usa por igual el castellano y el guaraní, es decir poco. Califico con ese rótulo a varios de nuestros poetas jóvenes que integran esta galería de poetas contemporáneos y lo digo cuando producen poemas de igual nivel estético en ambas lenguas. Susy Delgado, además de eso, es capaz de recrear un poema en la otra lengua; es decir, tiene la capacidad de dar a un poema el mismo vuelo poético que tiene en el original al traducirlo a la segunda lengua, y esto sin considerar en cuál de las dos lenguas oficiales del Paraguay ha sido escrito originalmente el poema. En suma, es una traductora insigne de la poesía, una virtud que no abunda en razón de que es absolutamente incomparable la traducción de un texto común con la traducción de la poesía. En la primera se traducen ideas y hasta palabras; en la segunda se traducen imágenes, metáforas, comparaciones y muchísimas otras figuras literarias.
Susy tiene también el mérito de vivir de su trabajo literario desde su juventud, el cual abarca el periodismo cultural, la traducción y otros aspectos que en su conjunto le permiten ganarse la vida haciendo lo que le gusta. En este punto se diferencia de la inmensa mayoría de los intelectuales que nos ganamos la vida con otra actividad laboral, muchas veces no deseada, y ejercemos el arte literario en forma marginal. Cuando  Susi fue despedida del último periódico en que se hallaba encargada de la página cultural y quedó sin trabajo, no se amilanó; buscó mecenas y publicó una revista literaria con el nombre de Takuapú con dicho gesto ratificó su vocación y fidelidad a la literatura. Siempre será un mérito en el Paraguay o en cualquier otro país que el intelectual se gane la vida con su actividad literaria.
Un tercer mérito que encuentro en Susy es que ella ha sido una de las primeras poetas paraguayas que decidió publicar todos sus poemarios en versión bilingüe. Cuando publicó sus primeros libros de esa forma, por ejemplo Tataypýpe – Junto al fuego; Tesarái mboyve – Antes del olvido, etc., me pareció una práctica inapropiada y asumí una actitud muy crítica sobre el caso, pero estaba yo equivocado.
Como poeta, Susy Delgado es absolutamente adulta; su obra es homogénea, elevada, exquisita y delicada desde sus inicios hasta hoy; no presenta altibajos; asume el lenguaje poético sin apartarse de modo completo del lenguaje lógico. Ella tiene sus medidas y no permite al lector situarse en uno ni otro plano en forma exclusiva sino en ambos a la vez. Sus poemas apelan a la sensibilidad humana y al deleite intelectual. Escribió desde muy joven y la cantidad de títulos publicados sobrepasa largamente la veintena, incluyendo traducciones de obras importantes.
         Susy Delgado es una esforzada y meritoria hija de Atenea. Una ESCRITORA con mayúsculas, que sobradamente se merece este premio que le otorga el pueblo de México a través de este  IV ENCUENTRO DE LITERATURAS EN LENGUAS INDÍGENAS.  
Muchas gracias
                         Tadeo Zarratea
Guadalajara, Jalisco, 9 de diciembre de 2019
NOTA. Este es el escrito que llevé para leer en el acto de premiación, pero leí solo  una parte por haberse agotado el tiempo del evento.

jueves, 9 de enero de 2020

Contestación.


Señor Mario Castells
A solicitud de mi dilecto amigo Javier Viveros le contestaré unas pocas preguntas. Por lo que veo usted tiene más datos que yo sobre la vida de Martínez Gamba. Yo lo conocí ya de adulto y casi por casualidad. Fue a través de su hermana Dorita Martínez Gamba, residente en Asunción y docente de literatura.  Es ella la informante más calificada para un biógrafo de su hermano. Y ya está con edad, habría que llamarla ya. Naturalmente es la más autorizada para hablar de su niñez, adolescencia, juventud, estudios primarios, barrio de Villarrica en que vivió, etc.
Nuestra Revista Ñemitÿ, órgano literario de los estudiantes de la Licenciatura en Lengua Guarani de la UNA, quería superar  la barrera folklórica que tenía aprisionada a la lengua guaraní y se propuso publicar obras de envergadura literaria. Entonces se presentó una amiga de nombre Arminda Stainich que nos dio la noticia de la existencia de Carlos Martínez Gamba y de su interesante talento literario. Ella, que era compañera de aulas de Dorita, la había acompañado hasta Puerto Rico el año anterior y vino deslumbrada por la personalidad y las obras de Carlos. Dorita aprobaba sus opiniones pero no era la mejor propagandista de su hermano. Usando este canal solicitamos que nos enviara algunas de su obras y nos las envió Pychâichi y Plata Yvyguy. A mí no me impactaron pero a Feliciano Acosta, nuestro director, sí, porque él es poeta, y las publicamos. Luego siguió enviando normalmente sus obras a Ñemitÿ. Fueron pocas las publicadas, pero cuando llegaron sus cuentos iniciales despertaron mi interés. Al punto vi que con ellos se daba inicio a la narrativa guaraní, a la de ficción, a la artística de gran nivel. Luego, y no recuerdo en qué año, Martínez G. apareció en Asunción. La dictadura todavía estaba en pie, pero Juan Bautista Rivarola Matto (Papi) logró con la dictadura un acuerdo que no sé de qué clase; lo cierto es que lo dejó estar aquí, lo  apresaba de cuando en cuando para interrogarlo pero seguía y logró también que ingresara su íntimo amigo en dos campos, literario y político: Carlos MG. Más tarde nos enteramos de que ellos eran “camaradas” entre sí pero con independencia de esa circunstancia creo que JBRM es el literato que más poderosamente ha influido en Carlos Martínez Gamba.
Juan Bautista era un apasionado en todo y sobre todo por la literatura; era un hombre muy convincente, dominaba las corrientes literarias y sabía lo que necesita la lengua guaraní para su desarrollo: esa necesidad  era la de romper su tratamiento y utilización meramente folklórico; emprender el estudio verdaderamente científico de la alengua y producir en ella y con ella una gran literatura. Rivarola Matto fue un hombre extraordinario que nos aclaró muchas cosas y nos impulsó a realizar grandes obras. A mí me convenció y me asesoró para escribir la primera novela en lengua guaraní y me lanzó a la fama con el rótulo de que soy el primer novelista en lengua indígena americana.
Cuando conocí a Carlos Martínez Gamba me impactó su nobleza, sencillez y claridad de ideas en el campo literario y sobre sobre lo que el guaraní paraguayo necesitaba. Cultivamos una hermosa amistad literaria que duró durante toda la vida de él y lo visité en Puerto Rico. Me escribía una carta casi cada mes, las cuales pocas veces las contestaba, limitado como estaba por el tiempo.
Poco tiempo después cayó la dictadura (1989) hecho que Rivarola ya no pudo ver, pero Carlos sí pudo y desde entonces ingresaba al Paraguay normalmente; venía todos los años. Compartimos largas tertulias; era un gran conversador, jovial y simpático, además de muy instruido y memorioso. Compartir su compañía era un deleite.
Sobre su niñez en Villarrica lo sé muy poco; sólo aquello que el refería; que vivió en un barrio de pobres en el seno de una familia pobre; que su más querida maestra se llamaba Mamela Paganetti; que con los chicos vagaba por toda Villarrica y cometían travesuras. Refería que fue objeto de muchas injusticias por parte de sus propios parientes y sobre todo por su tío Porfirio. Pero cuando adulto y escritor se tomó la revancha con escribir y revelar todas las miserias familiares y las de su entorno. Como consecuencia fue amenazado por los propios parientes con denunciarlo. Me comentaba que él había cometido el error de no cambiar los nombres de sus personajes en los cuentos, que eran casi todos sus parientes. Todos los personajes arquetípicos de la literatura de un país se encuentran en nuestras propias familias - me decía - pero no cometas el error de presentarlos con nombres y apellidos. Es difícil desprenderse del nombre verdadero porque nos parece que no sería el mismo personaje, pero eso debe superar un escritor. Debemos pintarlos de cuerpo entero pero bajo un nombre ficticio - me recomendaba -.. El nombre verdadero no importa. Ellos son nuestros arquetipos. Son personajes típicos y clásicos de todas las sociedades y de todos los tiempos. Basta con adjudicarles un nombre distinto a cada uno,.
Yo no sé nada de su pasado político. Nunca me lo reveló. Aparentemente tuvo una militancia política tempranera. Debió ser así porque la dictadura lo mandó al exilio siendo muy joven. Se habría ido sin que nadie lo conociera en el Paraguay como político (salvo los esbirros de la dictadura)   y menos como literato. En el Paraguay de la dictadura su nombre se hallaba perdido para el común; se perdieron sus huellas
         Tampoco lo sé si Martínez G, llegó a viajar, pero Rivarola Matto sí; se sabe que como miembro y dirigente del PCP visitó varias veces la Unión Soviética y allí contactó con los grandes literatos del mundo. Pero al parecer en el P.C.P. se produjo en un momento histórico una suerte de división por razones más estratégicas y económicas que ideológicas, Comentan algunos ex militantes del  P.C. que un grupo integrado por José Asunción Flores y sus amigos se apartaron de Oscar Creidt, el líder.  argumentando que después de varias décadas de lucha el Partido no llegó a formar cuadros de combatientes al interior de la sociedad paraguaya, y que tal hecho se debería al rechazo del marxismo-leninismo dogmático, montado sobre la cultura exclusivamente europea. Existen conjeturas y leyendas de que la aceptación y el apoyo a la lengua guaraní fue uno de los componentes de aquella discordia política El líder partidario, Creidt, era partidario de un socialismo dogmático, europeo, ideológicamente incontaminado; mientras Flores y sus amigos sostenían que el socialismo debía ser inculturado en el Paraguay para tener éxito; que debe asumir la defensa del idioma del pueblo llano, idioma marginado de un pueblo marginado y preterido,  y además, perseguido por el gobierno igual que ellos. Ellos alegaron en favor del idioma rechazado por todos los gobiernos pero sostenido a través de siglos por el pueblo hablante: el guaraní. Teorizaban que el Partido debería acercarse incluso a la cultura indígena en busca de concomitancias políticas y económicas que le pudieran servir de soporte ideológico. Esto a Creidt le causaba náuseas y como consecuencia Flores lo trató de “señorito”,  y de “revolucionario de salón”. Este grupo abogó por que el Paraguay lleve a cabo su revolución socialista en su propia lengua y con su propia cultura, hecho que incluiría necesariamente la participación al pueblo campesino. Pero se comenta que Creidt no quería involucrar de ninguna manera al campesinado en la lucha,  “porque son conservadores, miedosos, ambiciosos y traidores por antonomasia”.
Concluyo aquí esta retahíla de anécdotas, tal vez falsas, con la  leyenda de que Creidt comenzó a cambiar de postura solo después de que Mao demostrara que se puede llevar adelante la revolución socialista con el pueblo campesino; pero a la hora de cambiar de postura, él se encontró con que casi nada sabía de la cultura campesina y mucho menos del idioma guaraní. Esto – dicen nuestros informantes - lo inmovilizó a Creidt; porque a partir de entonces no pudo organizar nada eficaz y sus combatientes se convirtieron en mártires de la lucha. Es posible que esta división haya existido aunque los hechos aquí señalados no hayan sido la causa real, pero existen indicadores que aportan verosimilitud, tales como que en un momento dado Rivarola Matto y Martínez Gamba toman un repentino interés, a edad ya madura, por la literatura  guaraní, mientras J.A. Flores, le solicita permiso al dictador, a través del artista (cantante profesional) Lito Ortiz, para venir a Cerro Corá, (el altar de la patria) a residir hasta su muerte, sin inmiscuirse en política, con el  fin de componer un inmenso poema sinfónico al héroe máximo de la nacionalidad: el  Mcal. Francisco Solano López. Me lo ha contado personalmente Lito Ortiz que la respuesta del dictador Stroessner fue: “Lito: mejor doblemos esa página”. Por su parte, Martínez Gamba le dedica su “Öpera massima” a la guerra del 70, rescatando el heroismo de los combatientes paraguayos, incluyendo a López, frente a la agresión imperialista de la época. Estos hechos nos indican que ambos habrían militado en este segundo grupo del P.C. de forma abierta o solapada. Sostengo  además, que la facción del PC que optó por el “Sincretismo cultural-ideológico” habría tenido mayores posibilidades de enquistarse en la sociedad paraguaya, porque esgrimía un discurso que le permitía encarnar los altos deseos de un pueblo marginado y muy sufrido.
         Tanto Rivarola como Martínez Gamba no produjeron nada en guaraní en su primera juventud siendo no obstante, hablantes naturales del idioma, hablantes desde la infancia, Sin embargo se convirtieron a través de sus obras en dos puntales principales de la literatura guaraní. Martínez inaugura un nuevo género literario: la narrativa de ficción, después de 200 años del cultivo casi exclusivo de la poesía en esta lengua. Es, definitivamente, el padre de este género. Como poeta a mí nunca me convenció, pero debo reconocer que admiro su inmenso poema “Guerra guasúrö guare” con el cual se ganó el premio nacional de literatura. Me dejó leer los originales y le dije que intenté varias veces leer la narración de la batalla de Piribebuy sin que me conmoviera y que las 7 veces me quebró. “Entonces – me dijo -  te dedico ese capítulo”; y allí está. Hasta hoy solo me pongo a leer cuando tengo necesidad de llorar.
         Por su parte Rivarola Matto escribió el cuento más deslumbrante en guaraní: “Karai Réi oha’ärö guare kuka’ë kañy”. Para mí es lo máximo en nuestra narrativa, a pesar de que Martínez Gamba sostiene que el mejor cuento paraguayo en guaraní es uno de mi autoría titulado: “Elfinadorä”. Los motivos de esta discordancia pueden ser dos: 1) Elfinadorä es un cuento enteramente ficticio mientras Karai Réi. es oralitura; y 2) Karai Réi… escribió primero Martínez Gamba, pero lo hizo en versos medidos con rima asonante. A Rivarola le encantó el tema porque es una oratura paraguaya de la época colonial en la cual el “arriero desvalido” le gana una pulseada al mismísimo Rey, en un juego de inteligencia. Es el triunfo del hombre común frente al poderoso Sin embargo no le gustaba la forma. El opinó que ese cuento oral era narrativa pura, que ese es su género propio, y se puso a traducirlo; lo llevó  a la prosa con consentimiento de Martínez Gamba, pero siempre aclaraba que el tema  “le robó” a Martínez Gamba”, y éste, que era un niño grande, se reía con gusto. Reitero para concluir que es la prosa más deslumbrante que tiene el guaraní paraguayo.
         La postura asumida por estos dos escritores no debe entenderse como que a través del idioma guaraní adhirieron a la corriente nacionalista, que acapara y folkloriza el guaraní. No debemos entender así, primero porque los liberales y socialistas somos internacionalistas por condicionamiento doctrinario. Amamos todas las culturas del mundo  pero  no creemos, como creen los nacionalistas, que nuestra cultura es la mejor de todas. En nuestro caso, cultivamos el idioma guaraní porque sabemos que es la columna vertebral de la cultura popular paraguaya y consecuentemente solo a través de este idioma terminamos de construir nuestra identidad cultural; y porque sabemos además, que las personas y los pueblos que no tienen identidad cultural no son nadie, absolutamente nadie, y por tanto no tienen derecho a sentarse en la gran mesa de la cultura universal.
                             Tadeo Zarratea
                           7 de enero de 2020

MI ÚLTIMO ESFUERZO EN FAVOR DE LA CONCORDIA Y LA PAZ ENTRE DOS COLEGAS ESCRITORES

Estimada Susi. Estimado Gregorio: este asunto se ha ido muy lejos y se está enredando. Como les dije verbalmente a ambos, espero que nuestro gremio de escritores haga algo en favor ustedes. Algunas instituciones culturales ya tomaron partido en favor de uno u otro y eso está mal. No es el camino, porque esto es algo muy sensible. Inclusive yo les reprendí a ambos porque durante mi intermediación voluntaria, y de buena fe, ambos usaron en algún momento la palabra: "falsa", palabra que no corresponde entre colegas, y les dije que la: sustituyeran por la palabra "error",  porque esa no dejaría huellas.  Hoy, 1 de enero de 2020,  hallándome en conocimiento del pensamiento y el sentimiento de ambos y con el fin de evitar mayores agresiones, quebrantos y daños, y ante la ya declarada decisión  de Gregorio de no firmar ya ningún acuerdo bilateral, les recomiendo  - por última vez - porque luego me salgo de este asunto, que arreglen  el caso publicando cada cual una declaración  personal, en forma unilateral, en los siguientes términos básicos, sujetos naturalmente a modificaciones más convenientes.  

1) " Yo SUSI DELGADO, aclaro para lo que hubiere lugar en Derecho y para quienes tengan interés en el caso, que la traducción al castellano del poema guaraní "Paje jára memby" traducido bajo el título de "El hijo de la hechicera", corresponde en forma total y exclusiva al autor del original don Gregorio Gómez Centurión. Realizo esta aclaración en razón de haberse incurrido en errores de autoría  en los libros "Ñe' ê rendy 1" ( 2011), Paraguái Ñe'ê, 2014 (en República Dominicana) y Ñe'ê rendi ll ( año 2018).. En dichos textos se me atribuye indebidamente la coautoría y hasta la autoría de dicha traducción, Tales hechos se produjeron, por descuido, en forma involuntaria y son totalmente  ajenos a mi persona, Por ello, al tiempo de lamentar estos hechos, aclaro en honor a la verdad y a la justicia literaria que mi nombre al pie de dicha traducción constituye un error, porque no soy la traductora. Asunción ...de enero del 2020. Susi Delgado.

2) Yo Gregorio Gómez Centurión, me doy por satisfecho  e incluso  complacido con la aclaración hecha por  la señora escritora Susy Delgado, en su manifiesto de fecha....................y declaro que no esperaba menos de ella, conociendo su trayectoria literaria. Por ello, renuncio expresamente a todas las acciones civiles y penales que pudieran derivarse del hecho a favor de la misma y doy por terminado este diferendo, Solo  pido a los  editores de las próximas antologías que, si incluyen este poema de mi autoría en su versión castellana, no repitan el error, porque honestamente digo que este tipo de errores  causa mucha molestia. Gregorio Gómez Centurión. Villeta.......de enero de 2020.-

            Compañeros: si estos textos se avienen a firmarlos el uno después del otro, tal como están o convenientemente modificados, me sentiría feliz de haber colaborado con mi esfuerzo. en la solución. En caso contrario - por favor - dejen de molestarme con relación a este tema. 
    
Con afecto para ambos. Tadeo Zarratea. 

           Asunción 2 de enero de 2020.-.

NOTA:  El presente texto fue aprobado sin modificaciones por Susi y con pequeñas modificaciones por Gregorio. Realizo esta publicación por  dejar testimonio de mi cooperación para que reine la concordia entre los colegas escritores.  




Primera propuesta de acuerdo formulada por mí a dos poetas que se hallaban en discordia.


        Testimonio de acuerdo

En este documento se deja el testimonio de un acuerdo al que han arribado los poetas Susy Delgado y Gregorio Gómez  Centurión sobre  los errores de impresión  que se han deslizado en los libros: Ñe’ë rendy, 1ª edición, año 2011 Paraguái ñe’ë, publicado en Santo Domingo, República Dominicana, en el año 2017, y Ñe’ërendy, 2ª edición, publicado en Asunción en el año 2019.
Ñe’ërendy, 1ª edición, publicado en Asunción en el año 2011, página 67. En este libro se publica el poema Paje Jára Memby, escrito en guaraní y traducido al castellano por Gregorio Gómez Centurión, pero al pie de la versión castellana aparece como: “La traducción al castellano corresponde al autor, con la colaboración de Susy Delgado. El error pudo haber ocurrido porque esta fórmula se halla en varios otros poemas, de otros autores, que sí fueron traducidos por ella, y los impresores la insertaron indebidamente al pie de esta traducción.
 PARAGUÁI ÑE’Ë. Año 2017, tomo I, página 306. En este libro se vuelve a publicar el mismo poema y se reproduce  el mismo error. 
Ñe’ë rendy, 2ª edición, año 2019, pág. 87. En este libro se publica de nuevo el poema pero figurando esta vez, al pie de la traducción castellana: Traducción de Susy Delgado, quedando excluido el autor.
Ante estos repetidos errores, el autor  manifestó su molestia y la compiladora de los poemas, Susy Delgado, responsable del cuidado de las ediciones, reconoció su descuido y pidió disculpas al autor  por diversos medios, en nombre de los impresores y del suyo propio, pero como los libros ya están en las calles y también para evitar que estos errores se reproduzcan en futuros libros  que pueden publicar otras personas, han decidido dejar constancia en este documento, a los efectos de su publicación por las partes, que el original y su traducción al castellano del poema Paje jára memby corresponden exclusivamente al poeta Gregorio Gómez Centurión, quien en este acto manifiesta comprender los errores que se han deslizado y declara que estos hechos no deben perjudicar de ningún modo la imagen pública de su colega Susy Delgado, a quien le manifiesta  su confianza y además le agradece por el esfuerzo desplegado para la promoción de sus obras. 
Dado en Asunción a los ….días del mes de setiembre de 2019.


Gregorio Gómez Centurión         Susy Delgado

NOTA: Esta propuesta no fue aceptada por una de las partes, razón por la cual  la discordia se prolongó por más de 100 días.


domingo, 10 de noviembre de 2019

Fueron aprobados por la Academia de la Lengua Guaraní los primeros hispanismos


En una sesión que puede considerarse histórica, la Academia de la Lengua guaraní aprobó el miércoles 6 de noviembre de 2019 los primeros hispanismos. Estas palabras provenientes del castellano, pasan a integrar oficialmente y desde ahora, el caudal lexical del guaraní hablado por el pueblo paraguayo, variedad idiomática denominada por los Lingüistas como “el guaraní paraguayo”.
Participaron de la sesión extraordinaria 19 de los 30 Académicos de número y con ese quorum más que suficiente, analizaron una lista de hispanismos y otra de neologismos de gabinete que fueron puestas a su consideración. Para el caso los estatutos de la Academia exigen una mayoría calificada. En efecto, para introducir al léxico oficial del guaraní una palabra proveniente de otra lengua o creada en gabinete para uso técnico, se requiere de dos tercios de votos de los presentes, y además que la votación sea secreta y que los Académicos voten  por cada palabra por separado.
         En esta primera vez, el pleno del colegiado  recibió sendos dictámenes del Departamento de Lexicología y Terminología, aconsejando la aprobación de varias palabras. Luego de establecerse el mecanismo de votación se comprobó que nos hallábamos en la sala 18 Académicos de número, porque el profesor Lino Trinidad se había retirado. La boleta de voto consistió en una larga lista de palabras, que supuestamente incluía todas las propuestas, debiendo el Académico marcar en la primera columna encabezada por la palabra Amoneï  o en la segunda encabezada por Ambotove.
         Luego del escrutinio se comprobó que todas las palabras integrantes de la lista fueron aprobadas, resultando en principio dudosa solamente la palabra kerída, que recibió seis votos negativos, pero considerando solamente a los 18 electores presentes, resultaba tener 12 votos positivos, es decir alcanzó también los dos tercios requeridos. Todas las demás palabras recibieron menos de seis votos negativos, habiendo superado los suficientemente los dos tercios.
Entre los hispanismos se colaron dos quechuismos y un nahualtismo, que también fueron aprobados. Sin embargo, y debido a la forma presurosa en que fue preparada la boleta de voto, quedaron fuera de la lista, involuntariamente, medio centenar de hispanismos que ya contaban con dictamen favorable del Departamento de Lexicología.
Esperamos que en su próxima sesión el plenario  los apruebe también. Dicha sesión se hace necesaria, porque en la lista de los neologismos técnicos también fueron omitidas ciertas palabras esenciales en la práctica docente, tales como pu’ae/vocal y pundie/consonante. Es de rigor que el pleno del colegiado termine de aprobar lo que en principio se ha propuesto y pase la lista definitiva de las palabras que integrarán la primera edición del Diccionario al equipo técnico que se halla elaborando el Diccionario oficial de la lengua.
Este hecho reviste carácter histórico por cuanto que en virtud de esta resolución el guaraní escolar, empotrado en el sistema educativo, enfila hacia el guaraní paraguayo, el cual debe ser el modelo de lengua a ser enseñada, de modo que los recursos del Estado y los esfuerzos de las instituciones y de los docentes resulten beneficiosos.

Palabras aprobadas:

                 Hispanismos

– A –
1.- Ahógo  2.- Amenáso 3- Aramboha  4.- Aramirö 5.- Asaha  6.- Asuka   
7.- Aguéla 8.- Aguélo 9.- Asadéra 10.- Asádo  11.-Asáda 12.-Arádo 13.- Arína
14.- Aléna 15.- Arro 16.- Avio 17.- Aviö

-Ch –
18.-Cháta 19.- Chéke  20.- Chóke 21.- Chóto.

Nota 1: No fueron aprobadas por causa de omisión en la trascripción de la boleta de votación las siguientes palabras que ya cuentan con dictamen favorable del Departamento de Lexicología: Chavurro, Chichä, Chicharö y Chúra.

Nota 2: En esta letra CH no fueron incluidas las palabras Cháko y Chipa, porque el Departamento de Lexicología dictaminó que fueran aprobadas como “quechuismos” y no como “hispanismos”.

– G–
22.- Gála 23.- Galléta 24.- Gállo 25.- Garróte 26.- Gása 27.- Góma

Nota 3: No fueron aprobadas por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación las siguientes palabras que ya cuentan con dictamen favorable:  Guéi. Guéno y Guéro.

– E –
28.- Eláda  29.-  Eladéra

– H –
Nota 4: No fueron aprobadas por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación ninguna palabra iniciada con la letra /H/. Sin embargo ya cuentan con dictamen favorable de Comisión las siguientes palabras: Hácha, Hachea (a), Hovéro  y  Hundi (a)
– I –
Nota 5: No fueron aprobadas por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación ninguna palabra iniciada con la letra /I/. Sin embargo ya cuentan con dictamen favorable de Comisión las palabras: Ilílla e Isípula.

- J-

30.-Jápa 31.-Japura (a) 32.-Jéta 33.-Júgo

Nota 6: No fueron aprobadas por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación las siguientes palabras que ya cuentan con dictamen favorable de Comisión: Jagarra(a). Jahoga (a). Jalea (a). Jevale (a). Jevolea (a)

– K –
34.- Kácho 35.- Kadéna 36.- Kámara 37.- Kamiö 38.- Káña 39.- Kapa (a)
40.- Kapílla 41.- Karácha  (quechuismo) 42.-Karóna 43.-  Karra (a) 44.- Kárro
45.- Karréta 46.Karretílla 47.- Káso 48.- Káusa  49.- Kerída 50.- Kopi (a)
51.- Kucharóna

Nota 7: No fueron aprobadas por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación las siguientes palabras que ya cuentan con dictamen favorable de Comisión: Kachása. Kamisa. Kaluka, (a).Kate. Kasö. Kavaju. Kavara.Kesu.Kirito. Kochésa.Kochö. Koli. Komi. Kora. Korapy. Korasö. Korö.Kosereva. Kosina. Kuchára. Kuratü  y Kurusu.



– L –
52.- Lampïu 53.- Lápi 54.- Lénte 55.- Lénto 56.- Lóma 57.- Lómo

Nota 8: No fue aprobada por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación la palabra Luisö que ya cuenta con dictamen favorable de Comisión.

– M –
58.- Mamóne.  59.- Manda (a) 60.- Mangea (a). 61.- Mánta 62.- Mañéro
63.- Maravichu 64.- Máta 65.- Monda 66- Montúra 67.- Móño

Nota 9: No fueron aprobadas por causa de omisión en la trascripción de la boleta de votación las siguientes palabras que ya cuentan con dictamen favorable de Comisión: Machéte. Machetéro. Maína. Malisia (a). Merö. Mesa.

– Mb –
Nota 10: No fueron aprobadas por causa de omisión en la transcripción de la boleta de votación ninguna palabra iniciada con la letra /MB/. Sin embargo ya cuentan con dictamen favorable de Comisión las palabras: Mbiru. Mbiru’a y Mbusia.

– NT –
Nota 11.- No fue aprobada ninguna palabra que se inicia con el dígrafo /NT/ porque no se hallaba ninguna dictaminada por el Departamento. Fue propuesta “Ntende” (a), pero rechazada por el Dpto. de Lexicología.

– Ñ –
           68.- Ñekarama (a)

Nota 12: También se hallaba con dictamen favorable la palabra “Ñeapintona” (a), pero no fue aprobada por omisión.


-O-
69.-Ólla.  70.- Óro
Nota 13: También se hallaban con dictamen favorable las palabras “Ovecha” y “Ovetä”, pero no fueron aprobadas por omisión en la lista.

– P –
71.- Pála  72.- Páila  73.- Páso 74.- Patula 75.- Páva 76.-Pavi 77.- Pelóta 78.- Péro 79.-Perö 80.- Péso 81.- Pikána 82.- Pikéte 83.- Pita (a) (quechuismo) 84.- Púnto
85.- Púta. 86 Púto.  87.- Púa

Nota 14: También se hallaban con dictamen favorable las palabras “Pa’i” y “Paíno” pero no fueron incluidos en la lista por mera omisión.

– R –
        88.- Rambosa
– S –
89.- Sái 90.- Sandia 91.- Sánto  92.- Santoro  93.- Sapatu 94.- Saporo
95.- Sarapïu 96.- Savana 97.- Sérro 98.- Sesína 99.- Sevói 100.- Sigarríllo
101.- Sigárro  102.- Sínto 103.- Sílla

– T –
104.- Téle 105.- Tirísia 106.-Tomáte (Nahualtismo) 107.- Topa (a) 108.- Topeta (a) 109.- Tóro  110.- Torúno

– V –
111.- Vaka 112.- Vale 113.- Vela (o) 114.- Vende (a) 115.-Vichea (a)
116.- Vícho 117.-Volea (a) 118.- Volícho 119.- Vosa 120.-Votö 121.- Vakílla 122.- Vandído 123.- Vandída 124.-Válle 125.-Víno 126.-Vóla 127.-Volánte 128.-Váso 129.- Vóto.  

Nota final: Con la excepción de las palabras Karácha y Pita (a) que el Departamento de Lexicología recomendó que se aprobara como “quechuismo”, y de la palabra Tomáte que fue aprobada por la Comisión como “nahualtismo”, son 126 los hispanismos asimilados por el guaraní paraguayo, sin distinguir entre préstamos lexicales transfonetizados y préstamos directos o sin modificaciones fonéticas. No obstante y por la razón ya señalada quedaron sin aprobación un total de 55 hispanismos que cuentan con dictamen favorable del Dpto. de Lexicología.
         En esta primera edición del diccionario oficial se incluirán solamente los hispanismos y otros barbarismos que tienen sílabas directas, con el fin  de no violentar por el momento el régimen silábico del idioma.
         En las próximas sesiones tal vez se estudien otros quechuismos, mayaismos e incluso algunos galisismos y anglisismos de uso corriente en el ámbito deportivo.

Neologismos técnicos:
-A-
1.- Achegety 2.- Akäo 3.- Angirü 4.- Apopyrä 5.- Apojey 6.- Araapy 7.- Arahaku 8.- Araköi 9.- Aramboty 10.- Aranduka  11.- Arapo 12.- Arapoköi 13.- Arapoteï 14.- Arapoty 15.- Araroguekúi 16.- Arateï 17.- Araro’y 18.- Ararundy 19.- Aravo 20.- Aravopapaha 21.- Aravo’i 22.- Aravo’ive 23.- Ary 24.- Avakuaaty

-H-
25.- Haipy 26.- Haipyre 27.- Haipyvo 28.- Heja

-J-
29.- Jasyapy 30.- Jasyköi 31.- Jasypa 32.- Jasypaköi 33.- Jasypateï  34.- Jasypo  35.- Jasypoapy 36.- Jasypoköi  37.- Jasyporundy 38.- Jasypoteï 39.- Jasyrundy 40.- Jasyteï 41.- Jehepyme’ë 42.- Jepe’aite 43.- Jesarekorä 44.- Joajuha 45.- Jopyha

-K-
46.- Kuatiañe’ë 47.- Kuatiaveve 48.- Küjererä

-M-
49.- Mañangára 50.- Mombyta 51.- Mohenda 52.- Mopotï 53.- Moakäha 56.- Moakähapavë 57.- Momarandu 58.- Moñe’ë 59.- Moñe’ëhára 60.- Moñe’ërä 61.- Mosusü 62.- Motenondeha 63.- Motenondehára 64.- Moanduhë 65.- Moakähára

-Mb-
66.- Mba’apohára 67.- Mba’emirï 68.- Mba’epu 69.- Mboaje 70. Mboguejypyre 71.- Mboheta 72.- Mbohetave 73.- Mbojevy 74.- Mbokuatia
75.- Mbo’ehára 76.- Mbo’epy 77.- Mbojoajuha 78.- Mbojojaha 79.- Mbosa’y
80.- Mboyvegua 81.- Mbo’ehao 82.- Mburuvicha 83.- Mburuvichavete

-Ñ-
84.- Ñemoneï 85.- Ñemoña 86.- Ñemuha 87.- Ñepyrüjey 88.- Ñesë
89.- Ñe’ëaty  90.- Ñe’ëjoja 91.- Ñe’ëmbyry  92.- Ñe’ëme’ë 93.- Ñe’ëpapára,
94.- Ñe’ëpehë 95.- Ñe’ëpoty 96.- Ñe’ërä 97.- Ñe’ëryru 98.- Ñe’ëtee 99.- Ñe’ëtekuaa 100.- Ñe’ëtéva 101.- Ñe’ëypy 102.- Ñe’eveve

-O-
103.- Ogyke 104.- Oguepyre 105.- Ojekua’ÿva

-P-
106.- Paapy 107.- Paapyha 108.- Papapy 109.- Papoteï 110.- Pohanohára 111.- Pokatu 112.- Porundy 113.- Poteï 114.- Poteïha 115.- Pytyvöhára

-S-
116.- Sa’y 117.- Sämbyhyha 118.- Sämbyhyhára 119.- Susü

-T-
120.- Taïreko 121.- Tairysÿi 122.- Taïty 123.- Techaha 124.- Techapyrä 125.- Tekojoja 126.- Tekokatu 127.- Tekombo’e 128.- Tekotee 129.- Temimbo’e 130.- Tendota 131.- Tepyme’ë 132.- Teraguapy 133.- Teraite 134.- Terajoapy


-Y-
135.- Ysaja

                           Asunción, 10 de noviembre de 2019.
                                   Académico Tadeo Zarratea