Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

viernes, 7 de octubre de 2011

Ley de Lenguas



ÍNDICE DE CAPÍTULOS
 
Presentación por Delicia Villagra-Batoux. Página 11.

Prólogo de Rubén Bareiro Saguier. Página 15.

Capítulo I: Texto oficial de la Ley de Lenguas. Página19.

Capítulo II: Traducción oficiosa de la Ley de Lenguas al guaraní. Página 39.

Capítulo III:  Comentarios y concordancias. Página 65. 

Capítulo IV:  Relación cronológica del proceso de formación de la Ley de Lenguas. Página 225.

Capítulo V:  Apéndice 1. Texto del proyecto remitido por el Poder Ejecutivo al Congreso, con fundamentación y traducción al guaraní. Página  273.

Capítulo VI. Apéndice 2. Reproducción de documentos. Página 315.

DEDICATORIA

Al pueblo paraguayo que defendió su lengua propia contra la voluntad de sus gobernantes, durante más de 4 siglos.
  
AGRADECIMIENTOS

- A los colegas del Taller de la Sociedad Civil, por los grandes sacrificios realizados en pro de la Ley de Lenguas.

- A Joan Moles i Carrera, por haberme instado a trabajar por la unidad de todos los sectores bilingüístas del Paraguay.

- A Rodrigo Coronel, por sus acertadas observaciones y valiosa colaboración en la redacción de este libro.

- A Natalio Goldenberg, por sus oportunas correcciones ortográficas.

- A Susi, por el tiempo que le he privado de mi compañía, por escribir este libro.

Nota: Este libro se halla en circulación a cargo de Servilibro SRL (http://www.servilibro.com.py) y su red de distribuidores. 





Entrevista al Dr. Tadeo Zarratea  | Radio Ñanduti 



Nota de protesta de la Comisión Nacional de Bilingüismo por hechos narrados en este libro


Réplica

Formulo la presente réplica en razón de que los miembros de la Comisión Nacional de Bilingüismo, firmantes de la carta de protesta inserta ut supra, manifiestan no tener ánimo de polemizar y en consecuencia no les puedo dirigir la presente. Solamente puedo realizar esta réplica en abstracto, para quienes tengan interés en el tema, y debo hacerlo en defensa de mi integridad intelectual y moral.

Debo puntualizar, en primer lugar, que los firmantes, difícilmente identificables en sus firmas no aclaradas, son funcionarios públicos nombrados por Decreto del P.E. para producir el anteproyecto de Ley de Lenguas (ver artículo 5° del Decreto N° 6.588 del 15 de noviembre de 1994). Ellos tardaron 18 años en presentarlo ante el Parlamento y lo hicieron recién cuando el Taller de la Sociedad Civil concluyera el suyo, hecho que nos causó irritación,  "pero decidimos no denunciar plagio ni nada que se le parezca" ( ver pág. 245) .  En mi libro revelo solamente dichas verdades históricas y allí mismo invito a los protagonistas de todos los hechos narrados que lo desmientan o lo confirmen (ver página 249 ). Ahora agrego que quienes se sientan agraviados pueden promover las acciones judiciales pertinentes porque asumo la responsabilidad intelectual y moral por cada palabra escrita y publicada en este libro.  

Entiendo que los funcionarios públicos que no soportan las críticas que se les hace por su inacción, manifestada con todo derecho por un contribuyente, no tienen cultura democrática, no se sienten servidores del pueblo, no están acostumbrados al control de la sociedad.  

Tengo la convicción de que no le he faltado el respeto a nadie; tampoco me niego a seguir trabajando en solidaridad con los ciudadanos que, desde dentro o fuera del gobierno, buscan el bien para la sociedad en esta exasperante tarea de construir el Paraguay bilingüe.  Sólo exijo, de los que tienen mayores responsabilidad que yo, que realicen su trabajo en tiempo y forma.  Por mi parte no tengo intereses particulares que defender ni prebendas que ganar, y por ende tampoco el deber de apañar la desidia de los responsables de la política lingüística nacional. Asunción, 7 de noviembre de 2011. Tadeo Zarratea.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada