Aprobación del Pabellón y Escudo Nacional en el Tercer Congreso reunido en el templo de la Encarnación el 25 de noviembre de 1842, bajo la presidencia de don Carlos Antonio López.
Óleo sobre lienzo de Guillermo Ketterer pintado en 1957.

jueves, 16 de febrero de 2012

Borrador de las conclusiones del conversatorio realizado en la FLACSO el 15 de febrero de 2012


Enumeración de los problemas que debe resolver el Paraguay en la educación bilingüe guaraní-castellano: 

1.     El Paraguay requiere, con urgencia, un plan de educación bilingüe que sea: a) de mantenimiento de la lengua guaraní, de recuperación, y de acceso a la misma. Por su parte el niño monolingüe guaraní necesita acceder al castellano manteniendo su lengua materna, mientras el hispano hablante necesita acceder al guaraní; b) de contención de la drástica transferencia idiomática de los jóvenes del guaraní al castellano.  Sin este plan el Paraguay se volvería monolingüe castellano en dos generaciones.

2.     El Paraguay es un país único e inimitable desde el punto de vista lingüístico, por su bilingüismo diglósico; por ello, es absolutamente indispensable crear un sistema de educación bilingüe propio para el país. No puede importar ningún sistema. No obstante, puede adoptar ciertas técnicas de enseñanza bilingüe de otros países. 

3.  Antes de implementar el Plan de Educación Bilingüe las instituciones encargadas de la política lingüística, de la enseñanza de las lenguas y de la promoción cultural, deben definir la variedad de lengua que debe ser objeto de la enseñanza; la misma no puede ser otra que el guaraní paraguayo. La falta de definición de este tema hará ineficaz la enseñanza bilingüe y la justa valoración del guaraní.

4.  El plan debe incluir una importante serie de aseveraciones breves sobre teoría lingüística, la importancia del bilingüismo, y el valor cultural de la lengua guaraní.

5. El Plan de Educación Bilingüe es, por mandato constitucional y legal, responsabilidad primaria del Ministerio de Educación y Cultura, sin perjuicio de las que corresponden a las otras instituciones que integran el Estado.

6.     La educación bilingüe debe ser impulsada por todas las instituciones públicas, en especial por la Secretaría de Políticas Lingüísticas, las instituciones académicas, los medios de comunicación y las organizaciones que integran la sociedad civil.

7.   En el marco del Plan de Educación Bilingüe debe cambiarse el soporte ideológico del idioma guaraní, el cual debe ser apartado de la ideología indigenista, nativista y folklórica. El nuevo soporte debe ser el de una lengua moderna de uso normal en los medios modernos de comunicación, vertebrado por un alto orgullo nacional por su posesión. El plan debe asumir y destacar que el Paraguay es el único país de América que adoptó una lengua americana como lengua oficial del Estado a nivel nacional, porque el guaraní paraguayo dejó de ser una lengua indígena y pasó a ser lengua de la mayoría nacional no indígena.

8.   Para este emprendimiento el Paraguay necesita por lo menos 200 formadores de formadores y cerca de 3.000 formadores de maestros.

9. Para la formación de formadores se requiere de una concertación interinstitucional y la designación de una entidad académica encargada de la misma, con la misión de darle el más alto nivel académico posible.

10. El acceso al guaraní no debe hacerse enseñando gramática sino la lengua hablada, la comunicación oral efectiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada